Ho99o9 a.k.a. HO99O9 DEATH KULT (Sala Caracol, Madrid)

 Ho99o9 a.k.a. HO99O9 DEATH KULT & Kaixo

Miércoles 5 de Julio, 21:30

Organiza: Polar Nights Agency / Houston Party Music

 

Era un día caluroso, y era martes (aunque la madrugada por suerte acabara en tormenta), motivos suficientes para que el concierto de la banda-sensación del momento de rapcore americano, no tuviera todo el público deseado. Tras la actuación del músico gallego trap “deluxe”, esto significa que no repite la palabra puta a cada momento, y yo lo que quiero es tu dinero.…de Kaixo Samo, empezó, el concierto de Ho99o9 con una intro de guitarras  y gritos femeninos, saliendo a escena TheOGM primero con el batería, OGM, con su pinta en plan Leatherface de La Matanza de Texas, que parecía que andaba cosido como un guiñapo, iba acompañado de un batera melenudo con camisa de Faith No More que también usó percusión electrónica y programaciones. Al poco salió Eaddy a.k.a. Yeti Bones tras la intro oscura de su compañero, para tocar hardcore old school ochentero americano y no melódico mezclado con arranques guturales de fondo (horrorcore).

Foto: Ana Elda M. Sánchez / Madafackismo Underground

Tanto OGM como el percusionista (ya sin camiseta y lanzando escupitajos) se encargaron de programaciones. Eaddy llevaba una camisa del grupo de hardcore uruguayo afincados en Chicago,  Los Crudos, con pelo corto teñido de rubio, al contrario que su compañero que llevaba unas rastas infernales y que se terminó quitando la cara de cuero por la sofocación, suponemos. Tatuados ambos de arriba a abajo, OGM tenía la palabra nigga tatuada en la pierna y Eaddy la eterna calavera de Misfits entre más tatuajes ininteligibles.

Detrás podías ver su bandera negra con el ouróboros con una calavera, y en cada esquina las palabras death kult y mutant freax debajo.

Foto: Ana Elda M. Sánchez / Madafackismo Underground

Uno de los temas fue tocado a oscuras, con media cara iluminada de OGM que con su altura y su aspecto terrorífico era bastante para que se ganasen esa fama de oscuros cuando realmente es una banda de raigambre política y no interesada tanto en el más allá. A pesar de la numérica brujeril de la banda 999, seises invertidos, 1999 (si es que aducen a estos argumentos) no fue un buen año para Estados Unidos, dos huracanes, un tornado, la masacre de Columbine y un avión estrellado bajo una tormenta en Arkansas. La música de Ho99o9 está infectada de samples paranoicos tipo Crass lo que hace que tengan un confundente sonido que siempre se termina de clasificar y no sin razón, de industrial, con algunos samples thrash, en el que el batera gracias a las programaciones podía acelerar el ritmo, pero sin convertirse en Bill Rieflin de Ministry (la banda con guitarra en directo, como hacen en su país de origen, ganaría el triple).

Hubieron partes lentas y sombrías, con la voz africanoide envolvente que se prestaba al ragga, pero nunca yendo por esas ramas, el dinero hizo a tu alma hacer cosas malvadas decía una de las letras. Hubieron duetos entre Eaddy y OGM, sonidos de doble bombo de batería, y temas de hardcore de un minuto y medio en el más puro estilo del género antes de que se convirtiera en el estilo complaciente que estrenó Bad Religion y mucho más tarde Offspring. Ho99o9 están tardando en irse de gira con Body Count o que los fiche la Alternative Tentacles, el sello que más ha sabido distinguir lo que no es pastiche de lo que es dentro de las músicas alternativas. El pogo por parte del público se alargó durante todo el concierto, tanto en la versión de Bad Brains de Attitude de 1’20” como en el tema “Street Power”, armada guerrillera urbana ochentera.

Foto: Ana Elda M. Sánchez / Madafackismo Underground

Justo en el momento en que no miré, hicieron una de sus famosas volteretas sobre el escenario, Yeti Bones como era de esperar, a pesar de la poca afluencia de público, se marcó un pogo con los asistentes, el concierto duró unos tres cuartos de hora, lo correcto dado el caso. Tocaron otro de sus hits realizado en video como “Bone Collector” sin esas voces derretidas por las drogas que toman en el cementerio (en el video) con ese Dooownnn….(take it down). Algunos de los temas de Ho99o9, empezaban con programaciones tipo “Smack My Bitch Up”, así que era imposible que el público se estuviera quieto, aparte de azuzarnos a mover el fuckin’ ass, en alguno de los temas  OGM se escondía por un lado a samplear y a meter de fondo voces de ultratumba que encendían el sonido. Y así es que terminó el concierto de los Ho99o9, a pesar de que algún adolescente y no tan adolescente pidiesen un bis más.

Sebensuí A. Sánchez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies