Nine Inch Nails: la bonita máquina de odio del genio Reznor

¡ACHTUNG! Entramos en un terreno pantanoso queridos madafackas al hablar de NIN,uno de mis grupos fetiche y de lo más interesante, novedoso y transgresor que ha surgido del mundillo rock en los últimos 25 años. Para hablar de ellos es imprescindible analizar la figura de Mr.Trent Reznor, fantástico artista multidisciplinar (productor, músico, cantante y letrista) y dueño de la formación, rodeado siempre de sobrios músicos de acompañamiento entre los que destacan los habituales Robin Finck, que acompañó durante un tiempo la extraña aventura de Axl post-ruptura de los Guns n Roses habituales, Charlie Clouser y Chris Vrenna.

Considerado por la industria como uno de los grandes referentes actuales, Reznor ha creado desde la exitosa música del popular videojuego Quake hasta bandas sonoras de reputados cineastas como Oliver Stone con Asesinos natos o David Lynch en su hipnótica Carretera Perdida, a la que cedió su espléndido single The Perfect Drug.

Criado en la Pennsylvania rural, Trent vivió alejado de modas y escuchando música mainstream hasta su entrada en la universidad y posterior traslado a Cleveland, en plena explosión de la música electrónica y los sintetizadores de los singulares años 80. Sus pinitos musicales comenzaron dando clases de piano, pero el gran Reznor pensó que sería una ardua tarea ver chicas desnudas siendo un sobrio pianista y afortunadamente escogió el camino del rock. Con gustos tan dispares como Prince, Bowie, The Smiths o Pink Floyd el joven Trent pasó por varios grupos de techno tocando como teclista, pero su privilegiada mente y los conocimientos tecnológicos adquiridos en la universidad le impulsaron a formar en 1988 NIN, curioso nombre que significa la longitud de los clavos con los que fue crucificado Cristo, aunque nuestro amigo Reznor siempre comenta que quería un nombre llamativo y que pudiera tener unas siglas cortas y reconocibles.

En 1989 sale a la luz su primer trabajo Pretty Hate Machine, con un marcado acento electrónico no exento de la rabia que caracteriza el poderoso sonido de la indiscutible referencia del rock industrial junto a los magníficos Ministry de Al Jourgensen. Temas como Terrible Lies, Head Like A Hole o Sin se convirtieron rápidamente en éxitos dentro del underground americano, llegando pronto su fama a un sector más amplio con la aparición de sus vídeos en la MTV o sus explosivos y ruidosos conciertos. 1991 representó un punto de inflexión en la banda, ya que la aparición en el festival alternativo Lollapalooza dentro de su primera gira mundial fue toda una novedad por la agresividad y la maestría sonora que mostraban Trent y sus colegas en el escenario.

El cambio a atmósferas mas guitarreras e industriales llega en 1992 con el magnífico Broken, álbum polémico por sus letras y vídeos cada vez más incendiarios y por la controversia con su discográfica debido a las presiones e injerencias sobre el trabajo de la banda, que hizo que Reznor les dedicara “cariñosos” mensajes subliminales en las canciones y créditos. El reconocimiento popular empieza a aparecer en los medios, logrando con los temazos Happiness In Slavery y Wish los dos Grammys que tiene el grupo, todo ello a pesar de sus letras crudas y explícitamente relacionadas con el sexo, la ira y el caos mental.

Aunque musicalmente el disco contiene más cortes brillantes como su introducción Pinion o las rabiosas Last y Gave up (con la aparición en el video de un joven Marylin Manson) no será hasta 1994 cuando los Nine Inch Nails alumbren la que es conocida como su obra maestra: The Downward Spiral. Liberado ya de su antigua discográfica el inquieto Reznor crea Nothing Records, sello que funcionará hasta el 2004 y que se hizo popular por producir los primeros discos de un emergente Marylin Manson, amigo íntimo del líder de NIN y al que le debe buena parte de su éxito por apadrinarle y ayudarle en sus demoledores comienzos industriales, aunque parece ser que decepcionado por su divismo pronto Trent separó su camino de Mr.Manson hasta que hace pocos años desenterraron el hacha de guerra.

Con The Downward Spiral la polémica se recrudece en torno a la banda,  ya que alquilan la casa donde la sangrienta familia Manson perpetró la barbarie de asesinar a la novia de Polanski Sharon Tate y cuatro amigos más para grabar el álbum, aunque Reznor siempre ha negado categóricamente que lo supieran y que fue una triste casualidad que el grupo grabara allí. Años después, NIN volvería al centro de la diana pública cuando se destapó que los soldados americanos torturaban a sus rehenes con música de ellos y de U2 entre otros, cosa que hizo que Nine Inch Nails lanzara en su web un furibundo ataque contra la Administración Bush y lamentando que su música sirviera para tan infames medios.

La idea general de su obra cumbre es el sentimiento depresivo y negativo de una persona hasta llegar a su tragedia final, pasando por diferentes etapas de frustración, autodestrucción y dolor. The Downward Spiral es una obra redonda, que necesita varias escuchas y que contiene multitud de matices e infinidad de sonidos mágicos: desde la dolorosa belleza de Hurt, pasando por la crudeza sexual de su genial Closer hasta el corrosivo ataque al cristianismo en Heresy, el disco es una explosión de agresividad y talento en su estado puro. El disco más vendido de NIN tiene claras influencias del recién fallecido Bowie y de los inmortales Pink Floyd, añadiendo al cóctel explosivo la tralla industrial de un Reznor desatado y una banda que acompaña brillantemente al geniecillo torturado, brillando especialmente el gran Robin Finck a la guitarra y teclados

Los trallazos metálicos de March Of The Pigs y Mr.Self Destruct combinan a la perfección la maestría de NIN al mezclar medios tiempos con demoledores sonidos y poderosos guitarreos, llevando a la banda a convertirse en uno de los grandes grupos alternativos americanos, confirmándolo con una soberbia actuación en el Woodstock del 94, completamente embarrados y causando el éxtasis del público presente.

Debido al éxito, el cansancio y las adicciones de Reznor no hubo nuevas noticias de NIN hasta el año 1999, sacando al mercado un álbum doble llamado The Fragile, aunque después del tremendo The Downward Spiral hubo un CD de remezclas al igual que con Broken. A pesar de ser considerado por medios como disco del año Trent tuvo que financiar parte de la promoción del disco por su país, sonando sobretodo en las radios de rock alternativo debido a sus incómodos textos y su aversión por lo comercial, característica que NIN a pesar de sus altibajos posteriores siempre lo ha llevado a rajatabla. Un claro ejemplo de ello es su tema Starfuckers Inc., irónica crítica a la música alternativa y donde muchos ven puyas sarcásticas a Mr.Manson, Michael Stipe de REM o Billy Corgan de Smashing Pumpkins.

El característico sonido NIN se ve ampliado en este trabajo doble con temas más intimistas, bellos pasajes instrumentales como La Mer, Into The Void o la inquietante The Wretched, siempre sin dejar su esencia como se ve claramente en el single We´re In This Together y Somewhat Damaged. Tras otro disco de remezclas posterior la gira mundial alumbró un convincente directo llamado And All That Could Have Been,18 de los mayores éxitos de Nine Inch Nails capturados en directo con un sonido espectacular y un gran espectáculo visual con diversas imágenes en las pantallas del escenario.

FILE - In this June 27, 2009 file photo, U.S. singer of the band Nine Inch Nails, Trent Reznor, performs during the Music Openair Festival in St. Gallen, Switzerland. (AP Photo/Keystone, Ennio Leanza, file) NYTCREDIT: Ennio Leanza/Keystone, Via Associated Press 16golden

La salud mental del geniecillo Reznor seguía bajo mínimos en los años siguientes por sus problemas de alcohol y cocaína, llegando a asegurar años después que esa época fue tan terrible que pensó en suicidarse, viendo ésto no es de extrañar que hasta el año 2005 no apareciera With Teeth, su creación más digerible y medianamente menos depresiva desde sus inicios gracias al radical cambio para mejor de un Reznor liberado de sus fantasmas y con un aspecto físico envidiable e inesperado, que borda su single The Hand That Feeds y Every Day Is Exactly the Same con un renovado espíritu rockero en un buen disco en general que no desmerece sus anteriores exitazos, llegando a ser nominado de nuevo a los Grammy.

La carrera de NIN hasta la actualidad ha mantenido siempre el nivel de calidad y credibilidad musical sin venderse al stablishment ni convertirse en un grupo aburguesado ni aburrido, como por desgracia ha ocurrido con otros mitos de nuestra ya lejana juventud aunque no citaré nombres por no herir susceptibilidades. Year Zero, Ghosts I-IV, The Slip y Hesitation Marks han sido los posteriores discos de la banda, irregulares y sin el nivel de los anteriores a pesar del sello Reznor pero siempre con interesantes canciones de nivel tipo Survivalism(Year Zero) o Copy of a (Hesitation Marks).

Pese a todo el talento del líder de Nine Inch Nails sigue intacto y en el 2011 ganó el Globo de 0ro y el Oscar por la banda sonora de la peli de Fincher La red social junto a Atticus Ross, actuando nuevamente juntos en más trabajos del cineasta. Esperamos con expectación la nueva obra de los geniales NIN para este año, rezando por verlos de nuevo sobre algún escenario de nuestro país como un servidor ya ha tenido la fortuna de disfrutarlos dos veces en Barcelona, siempre con un directo espectacular y un majestuoso sonido donde Reznor demuestra todo su potencial y la banda suena como una implacable arma de destrucción masiva.

TRENT REZNOR IS GOD, MADAFACKASSS!!

Guillermo Caridad

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies