David Bowie | La Leyenda de Ziggy Stardust

Tronc@s madafackas, la prestigiosa web del gurú de O Grove se viste de frac para hablaros de un artista con mayúsculas, figura clave para entender la evolución de la música rock en todos sus amplios registros. Ecléctico, innovador, teatral, nuestro invitado de hoy ha ido mutando sus registros desde el pop rock al glam rock, pasando por el cabaret, la música electrónica e incluso el hard rock con una maestría y un savoir faire digno de todos los elogios y admiración: Camaradas, con ustedes el Duque Blanco, Sir David Bowie!!

Nacido como David Jones (Inglaterra, 1947), pronto aterriza en grupos locales tocando el saxo y “gracias” a ello ocurriría un suceso que marcaría su singularidad: un compañero de grupo le propinó un puñetazo tras una pelea por una chica, provocando el parálisis de la pupila del ojo izquierdo, de ahí su mítica diferencia de color en los ojos. A pesar de ello, el agresor siguió siendo amigo de David e incluso fue el autor de varias de sus carismáticas portadas.

David cambió su apellido a Bowie debido a la similitud con el nombre de uno de los componentes de los por aquel entonces populares Monkees, adoptando ese nombre en homenaje a Jim Bowie, famoso aventurero que después de una cruenta batalla popularizó su cuchillo con su propio apellido.

1967 significó el debut comercial del nuevo David con su álbum homónimo, disco de pop barroco que no logró gran aceptación en los medios pero que sirvió para romper con su sello e indagar en ambientes más teatrales, hecho fundamental en el resto de su carrera. Space Oddity (canción y disco) significó el despegue de Bowie en los charts y le puso en boca de millares de seguidores al crear un tema futurista inspirado en la icónica película de Kubrick 2001: una odisea en el espacio, y cuya composición mutaba al rock psicodélico de forma radiante y efectiva, colaborando miembros de Yes en el proceso.

David Bowie & Mick Ronson en 1972

En esa época aparece en su vida Mick Ronson, gran guitarrista underground que sería clave en sus siguientes años, dando a su estilo un sonido más afilado y rockero. Como curiosidad de su vida íntima en 1970 contrae matrimonio con la groupie Angela Barnett, la inmortal “Angie” de los Stones, celebrándolo con la aparición del álbum The Man Who Sold The World, cuyo single de mismo nombre se convirtió en uno de los temas fetiche de su carrera, versioneado de forma magistral por Nirvana en los 90.

David Bowie & Angie Barnett

El siguiente trabajo de David ya mostraba su curiosidad por la mezcla de estilos, siendo Hunky Dory (1971) uno de los discos más aclamados de su carrera con temazos soberbios del calado de Changes o Life on Mars y con un abanico que fluctuaba desde el pop rock al alejado folk.

1972 significó para el Duque el paso a la condición de superestrella del rock, teniendo como hilo conductor de su estilo el glam rock popularizado por el gran Marc Bolan y sus T.REX. Era un estilo y una forma de vida basada en la provocación sexual y la ambigüedad, con sus ropas llamativas y un esplendoroso maquillaje que hizo que en muchos ambientes (como la España franquista) se le conociera como Gay rock. Con la creación de Ziggy Stardust Bowie revolucionó el mundo glam, creando un híbrido bisexual y andrógino que se convirtió en referente del movimiento y de la propia vida del camaleónico David, además de todo un bombazo en forma de disco llamado Rise And Fall of Ziggy Stardust and The Spiders from Mars que escaló hasta el número cinco de las listas con cortes ya clásicos como Starman, prosiguiendo la senda en 1973 con Aladdin Sane.

Ya con un status de referente entre los propios músicos Bowie produce también trabajos de sus ídolos Lou Reed  y Stooges, además de sorprender en 1973 con un LP de versiones de grupos como Pink Floyd, Kinks o The Who llamado Pin-Ups y saliendo en portada con la popular modelo de la época Twiggy.

Tras una temporada alejado de los escenarios Ziggy vuelve a la carga con Diamond Dogs en 1974, álbum difícil que se basa en el grandioso libro de Orwell, 1984, y que contiene trallazos del calibre de Rebel Rebel, la propia Diamond Dogs o Rock´N Roll With Me. Aunque sus fans adoraban su giro al glam rock David volvió a girar la proa y sorprendió con sonidos soul en Young Americans (1975), antes de volver a reinventarse en 1976 con Station To Station donde aparece su nuevo personaje del Duque Blanco, en un contexto vanguardista y con un Bowie desquiciado por las drogas. A pesar de sus problemas, debuta en el cine como protagonista de El hombre que cayó en la Tierra, marchando después a Berlín para airearse musicalmente y tratar de sanar sus adicciones.

Allí creó una trilogía electrónica entre 1977-1979 con los discos Low, Heroes (éxito brutal con su single) y Lodger, ambientados en ambientes ásperos y depresivos que tuvieron gran éxito en UK y que sirvieron de base para la producción de dos de las obras cumbre de su amigo Iggy Pop, Idiot y Lust For Life.

David Bowie, Iggy Pop & Lou Reed

Los 80 son recibidos por David con un trabajo más comercial que sus anteriores berlineses, llamado Scary Monsters, colaborando en él el líder de los Who Pete Townshend y con Ashes To Ashes como mayor éxito de un LP que sería número uno en Inglaterra. Posteriormente se centra en el mundo del cine, reapariciendo en 1983 con un curioso disco con ritmos dance llamado Let´s Dance, llegando de nuevo a la cima de las listas con China Girl y el tema que da nombre al efectivo disco, siendo uno de los últimos verdaderamente brillantes del genio inglés y antesala de otros dos discos similares pero más irregulares llamados Tonight (1984) y Never Let Me Down (1987).

Un nuevo giro de tuerca le condujo en 1987 a formar Tin Machine, grupo orientado al hard rock con los cuales grabó un par de álbumes que no se acercaban a sus mejores años del glam rock, of course… El grupo se disolvió en 1992, año en el que el Duque Blanco se casó con la excelsa modelo somalí Iman, habiéndose separado un par de años antes de Angie.

A pesar de que siguió publicando discos en la época  90 – 2000 sus mejores años habían quedado muy atrás y no logró volver a la senda de la genialidad, aunque ni en sus peores momentos abandonó su aura de genio atemporal ni su enorme carisma escénico, muriendo penosamente en el 2016 de un cáncer de hígado a los 69 años, dejándonos The Next Day (2013) y Blackstar (2016) como epitafios finales de una carrera artística muy prolífica.

El Rey indiscutible del glam rock y los virajes camaleónicos es ya uno de los grandes artistas del Olimpo Rock, Ziggy madafacka!!!!

Guillermo Caridad

Loser catalano-galego de extrarradio. Influenciado por The Doors, NIN, los clásicos de Seattle y The Cult. Lo más destacado de mi currículum es que en un año fui a tres bodas en la tropical y querida Polonia. Menos Coelho y más Bukowski, joder!!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies