Os Amigos dos Músicos & Elle Belga (Teatro del Arte, Madrid)

Os Amigos dos Músicos & Elle Belga, Teatro del Arte, Madrid

Sábado 11 de Febrero, 22:30 horas

Organiza: SON Estrella Galicia

El sábado pasado se unieron en Madrid, dos bandas de tierras lluviosas que aún han podido mantener su cultura y su idioma, como son Asturias y Galicia, aunque se sorprendieron estos últimos del frío que está haciendo en Madrid en este tardío invierno. En primer lugar, quizás debiera haber sido al revés por trayectoria, salieron a escena, los gijoneses Elle Belga, el dúo formado por el ex-vocalista de una de las bandas más interesantes y emocionantes de la historia de la música independiente en España como fueron Manta Ray, y su compañera sentimental y artística Fany Álvarez.

Elle Belga | Foto: Sebensuí A. Sánchez / Madafackismo Underground

Un concierto de radiante oscuridad con tambores, plancha metálica, samplers…como si fuera una banda de dark folk romántico, o slowfolk, slowcore o sadcore como dicen los críticos a este estilo. Guitarras polvorientas salidas de una película antigua de Jim Jarmusch o Wim Wenders, efectos de tormenta que desorientaban e hipnotizaban mientras fuera en la calle seguía dos días lloviendo. Nanas amargas, cuestiones existenciales y poesía, en bellos duetos e intercambios vocales como en la versión de Serrat “Vagabundear” en versión western. Tonos de campanas como si esperásemos al juez de la horca y un estepicursor pasando sobre el escenario de nuestra mente, instrumento que se activaba con un dedo en lo que parecía un xilófono eléctrico digital. Era el momento ahora de “Cuídame” cuídame madre, cuídame padre, si no me cuido yo no me cuida nadie…Interludios con samplers de películas antiguas españolas que prometían un futuro mejor, violines, voces operísticas. Se tocó una versión de Manta Ray “Sol”, donde el sol se despelleja a sí mismo para ver qué tiene dentro. “Sol” fue la primera canción hecha en español por Manta Ray. Las canciones que iban hasta unidas en bloques de tres, enlazadas con los samplers, desfilaban con fugacidad como si el concierto siempre fuese a acabar, “Tus Manos Rotas” donde las manos de Josele tocaba una guitarra amarilla que en la oscuridad se veía dorada, manos que también utilizaba con maestría Fany A. con escobillas de jazz, baquetas, y mazas de gong que percutía marcialmente como hacían los grupos industriales de los 80 sobre una plancha metálica.

Elle Belga | Foto: Sebensuí A. Sánchez / Madafackismo Underground

Encontramos un elemento retórico del léxico de Manta Ray con Dios Mentira , luego, en “Sal, Mi Valiente” un ritmo inquietante entrecortado por cantos angelicales de alguien que se había arrancado el corazón para no sufrir, y que se empató con un himno de perdedores combatientes “La Victoria”, seguimos con referencias bélicas, no parecían en balde las referencias al dark folk pop, con la canción “La Trinchera”, el amor como guerra e historia de combatientes. Para terminar con la canción que da nombre a su último disco y que dedicaron a Madrid, llamada “Euforia”, una crítica a la exigencia del estado de ánimo alterado como sinónimo de felicidad.

Os Amigos dos Músicos | Foto: Sebensuí A. Sánchez / Madafackismo Underground

El segundo grupo fueron Os Amigos Dos Músicos, un total de seis músicos de Ourense, tres guitarristas, uno de ellos acústico, un batería con el bombo decorado como un hotel norteño, un teclista y un bajista. Entre lo popular y lo moderno, desfilaron “As Pantasmas”, “Sonhos” o “A Banda” escrita por un poeta gallego, canciones amables con cierta tensión progresiva electrificada a lo Dylan, y con un estilo límpido y propio. El público se mostró muy animado y bromeó con el sexteto, eran ¿amigos dos músicos?, no se sabe pero había gente dándolo todo, mientras en la banda se turnaban voces, se cambiaban de teclas sintetizadas a rascador o de guitarra eléctrica a ukelele, con un bajista con una cruz negra en la correa del bajo, y cantando canciones a la amistad, divinos contrastes bajo descargas eléctricas. Su batería nos contó que llevaban mucho tiempo esperando tocar en Madrid, para que luego el momento sea algo efímero, y que luego esa energía había ido creando durante todo ese tiempo el haber traído una persona y luego otra, un bello discurso.  

Como canción de despedida tocaron junto a Elle Belga, “Carretera Sin Barro”, canción de amor narrado en una ruda historia en la que Os Amigos Dos Músicos hicieron de acompañantes y en las que se utilizaron unas conchas marinas como percusión ante un emocionado público que silbaba, daba palmas junto a la banda y se quedó con ganas de más. 

Sebensuí A. Sánchez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies