Sidonie (Wizink Center, Madrid)

El 30 de Diciembre tuvimos la oportunidad de asistir al último concierto del año en el Wizink Center de Madrid. Hablamos del concierto de Sidonie, y hablamos de “grupos” por que es imposible no mencionar a Rufus T. Firefly, la banda nacional que está pegando fuerte con su rock psicodélico y la cual calentó el ambiente en el recinto.

Su último álbum, Magnolia fue editado a comienzos de 2017 y pudimos ser testigos de sus canciones en vivo a finales del mismo. Su carácter setentero impregnado en esa música espacial se hizo patente en temas como “Río Wolf”, o “Pulp Fiction”.

Rufus culminaron con “Magnolia”, homónima y última canción de su álbum debut. Llegaba pues el turno a Sidonie, que presentaban su álbum El peor grupo del mundo.

El riff de “Os queremos”, tema de su último álbum,resonó en el estadio del Wizink ante las 4.000 personas congregadas. Al acabar el primer tema la  expectación del público fue en aumento con los ya himnos en su repertorio  “Fascinado” o “Nuestro baile del viernes” . Después, comienzan a adentrarnos en temas más psicodélicos como “Sierra y Canadá” o “Yo soy la crema”, donde la pista era una continua fiesta.

Llega el momento de ese sentimentalismo que también caracteriza a Sidonie. El momento de las guitarras acústicas, “Por ti”  y “Atragantarnos” y “Dibujar un perro”. Como detalle añadido, la grata sorpresa de escuchar “Giraluna”, una novedad en su repertorio en vivo de los últimos tiempos.

Con labia, carisma y actitud Marc hablaba tan pronto de la importancia de George Harrison en Sidonie como presentaba a sus músicos: Jes al bajo y Axel a la batería. El tema homónimo “El peor grupo del mundo” se postulo como una canción que perdurará en el repertorio del grupo.

En el último acto del concierto arrancaron con un tema de Supersubmarina, “LN Granada”, un guiño a su banda amiga para la que contarían con la colaboración de Mikel Izal.

Hablábamos de gratas sorpresas, lo que también fue el funky psicodelico  de”Feeling Down” de su primera época donde cantaban en inglés. 

La cara más rockera y cruda apareció con “El Bosque” donde nos deslumbraron con ese enorme final  llevándonos casi a una jam session para la que contaron con los ya aclamados Rufus T. Firefly.

Como no, y como lleva haciendo ya hace tiempo, llego el turno de “Un día de mierda” y Marc Ross se lanzó a un viaje por toda la pista del Wizink a hombros, saludando y hasta besando a fans que se acercaban igualmente a hombros.

Tras este momento de felicidad “Carreteras infinitas” (altamente coreada), “El incendio” y “Estáis aquí” cerraron la genial actuación no sin un estallido de confeti. Nos quedó claro que los directos de Sidonie son inmortales y colisionan talento, desparpajo y locura.

Ana Martín Román

Redactora. Madrileña con alma británica. Obsesionada con The Stone Roses, Black Honey y Oasis. Parezco más guay de lo que soy en internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies