Descubriendo a Molly Burch

Esta semana en Madafackismo Underground os presentamos a Molly Burch, una joven artista americana que ha presentado el pasado mes de febrero su primer álbum, titulado “Please Be Mine” y que forma parte de Captured Tracks, emergente sello discográfico de Brooklyn que ya en el pasado apostó por otros jóvenes talentos como Mac Demarco o Cold Cave.

Desde muy temprana edad, Molly ha estado en contacto con el mundo del arte en general, especialmente el cine, la fotografía y la música. Hija de un escritor y productor de Hollywood y de una directora de casting, esta joven californiana se crió escuchando a grandes divas del jazz y folk como Nina Simone, Billie Holiday, Dusty Springfield o Patsy Cline, influencias que están bien presentes en su primer trabajo discográfico.

Empezó a cantar en la adolescencia y años más tarde, después de mudarse a Carolina del Norte para estudiar Interpretación de Voz de Jazz en la Universidad de Ashville, iniciaría su carrera musical. Según relata ella misma en su propia web oficial,  siempre estuvo más interesada en cantar que en escribir canciones, “no tenía la confianza necesaria para escribir. Inicialmente se trataba más bien de encontrar las canciones apropiadas para añadir mi voz”. Precisamente su dulce voz es lo que más sobresale por encima del resto en cada una de sus publicaciones y el motivo de que muchos medios la comparen con otras artistas de la talla de Angel Olsen o Cat Power.

“Please Be Mine” es un disco que te atrapa rápidamente en las primeras escuchas. Letras sobre amor y desamor, con un punto soñador y melancólico, y unos paisajes sonoros que nos retrotraen varias décadas atrás a lo mejor del cancionero popular americano. Un trabajo cuyo proceso de composición se realizó integramente en Austin (Texas) en el emblemático estudio de grabación de Dan Duszynski, de Cross Records con la inestimable colaboración de su amigo y cómplice musical favorito, el guitarrista Dailey Toliver que en la actualidad la acompaña en todas sus actuaciones en vivo.

Algunos de sus temas más destacados son “Downhearted”, el primer single de su LP y probablemente su mejor carta de presentación posible, “Wrong For You”, “Please Forgive Me”, la romántica “Please Be Mine” y la nostálgica “Try”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies