Digitalism (Teatro Barceló, Madrid)

Digitalism & Vallés

3 de noviembre

Teatro Barceló, Madrid

20:30 horas.

 

El concierto empezó con un chico joven de la isla de Ibiza llamado Vallès haciendo una cálida música de discoteca en plan house francés, la sala que estaba aparentemente vacía se fue llenando paulatinamente, unos beats graves por encima de la música, samplers de voces disco de los 90…..A:xus, Mj Cole, Superdiscount, Étienne de Créçy, Demon, Alex Gopher, Cassius, Brancaccio & Aisher, De-Phazz, Funk D’Void….¡Qué gran década para la música de baile! y en especial la francesa…El set de Vallés fue acompañado del ritmo que daban las luces, giros de muñeca sobre su mesa de mezclas y pum,pum,pum….Con este concierto muchos ya estaban calentando las zapatillas. Vallès tuvo cierto éxito el año pasado gracias a la canción de amor de verano “Sorrow” en el que se debate una pareja entre besos sobre el mar y samplers (en la canción, no en la realidad) de discusión amorosa, mientras se oían algunos sonidos cristalinos de piano de jazz electrónico se podían ver los primeros fans con camisetas de Digitalism.

Vallés | Foto: Sebensuí A. Sánchez / Madafackismo Underground
Vallés | Foto: Sebensuí A. Sánchez / Madafackismo Underground

Los teclados y mesa del dúo alemán estaban escondidos por un velo que llegaba hasta el techo, al lado de la mesa del escenario una botella de bebida blanca bien fría para dar ánimos a estos imparables. Con una intro robótica llegaron a escena Jence Moelle e Ismail Tüfekçi, que tras despertar una increíble ovación y soltar una interjección por el micro tipo (Waaah!), bastó para que toda la sala se pusiera a saltar hasta que terminase el concierto sin parar, la canción en cuestión era “Battlecry” de su nuevo disco  This is a mission, you see. Get into po-position. It’s not a competition. Give it up, give it up. / I feel the love inside!.

Jens Moelle, que tenía un micro tipo años 50, cosa que pude discernir al estar en primera fila con lo que implica no estar colocado en un concierto de música de baile, paletos borrachos que no entienden de música que te empujan y te hacen preguntas estúpidas, cachas con tatuajes que van por el ¡pum,pum,pum! que es el lenguaje universal de los cavernícolas etc; el dúo de Digitalism, tocaba con una sábana decía, que los tapaba semiparcialmente pues era transparente tipo lino o arpillera, método ese que me recordó a la música acusmática donde no se ve al intérprete realizar su música ni la fuente de donde procede el sonido profiriéndole al sonido un carácter más sorpresivo. Éste también era el método de enseñanza de Pitágoras para que sus alumnos no se desconcentrasen. En algunos momentos se salían de su cortina para dar candela al auditorio.

El concierto de Digitalism que como en sus discos, fue la mitad instrumental, dándole a la música una energía diferente donde todas las canciones son o cantadas o instrumentales tratándose de música electrónica, creo que este es uno de sus grandes secretos, en este tipo de nuevo equilibrio musical. Las caras del dúo germano se podían ver prismatizadas como en sus fotos promocionales.

Isi (el moreno), hacía samplers repetidos con la boca con su micro que dejaba en bucle, música en high continuo hasta que llegaban momentos que el cuerpo o la cabeza se te movían solos como una acción fantasma a distancia. Artistas estos que creen en el ideal platónico donde las ideas son reales y más reales que la realidad, conocidas solo como verdades interiores de modelos eternos e inmutables más reales que la propia realidad “Idealistic”. Gritos y catarsis del personal.

Digitalism | Foto: Sebensuí A. Sánchez / Madafackismo Underground
Digitalism | Foto: Sebensuí A. Sánchez / Madafackismo Underground

I have an idea that you are here, canción que hizo feedback con el público, jugando a que era el público el que estaba sobre el escenario. Otra canción que sonó fue “Circles”, en el que hacen un guiño (especulación personal fundada tras hacer una versión en su primer l.p. de “Fire In Cairo”) a la canción “A Forest” de The Cure….en donde el again and again se repite continuamente dando el aspecto circular que es de lo que trata la canción. Tras este desfase en el que me tiraron cerveza por encima, peña con cadenas de oro, pecho peludo y posibles fans de la época de Chimo Bayo, vino una canción tierna llamada “Second Chance”, donde nos hablaba de días soleados tras la lluvia y viceversa, con sus canciones vitalistas y animosas, recordar que su segundo disco se llama “Te Quiero Colega”, el concierto estaba plagado de perlas diminutas que empataban con temas más largos con el portátil y el sintetizador, algunas tipo Kurtis Mantronik de hip hop robótico. Tocaron también su primer single “Pogo” que los fans cantaron con plétora, Yeah, woohoo, there’s something in the air There’s something in the air, there’s something in the air.  La gente no los dejaba marchar tras el bis y salieron a lanzar pegatinas de la gira al público.

Sebensuí A. Sánchez

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies