Monobeat Original – «Arbeitstitel»

Una banda donde figure Werner Diermaier, alias “Zappi”, no deja de ser una gran noticia, miembro co-fundador de Faust, una de las agrupaciones más importantes del krautrock junto a Can y a Neu!. faUSt que tuvimos la suerte de ver en el año 2016 en el festival Villamanuela, en un concierto bastante surrealista en el que se reivindicaba el espíritu dadá de la libertad creativa absoluta, con mujeres tricotando sobre el escenario, una hormigonera y otros elementos, como hachas cortando maderos, planchas metálicas etc;…. un concierto fáustico, cósmico, una exhortación al viaje, digno de los años 70.

Pero lo que aquí nos concierne es el álbum debut de Zappi y compañía, en un nuevo proyecto llamado Monobeat Original, junto a otros músicos como Amaury Cambuzat de la banda de post rock francesa publicada en Young God rec. y producida por Michael Gira de Swans, que lleva como nombre Ulan Bator; Cambuzat además es el tercer miembro actual de faUSt, más acompañantes de lujo en este disco son Dirk Dresselhaus, que entre los muchos proyectos donde ha estado, destacaríamos, Schneider TM, y su disco “Zoomer (City Slang, 2002)”, una auténtica maravilla de pop electrónico experimental con la apolínea voz de Dresselhaus, o Elke Drapatz que llegó a colaborar en una grabación de Faust, y por último, Uwe Bastiansen, guitarrista que llegó a colaborar en Abwärts, banda donde tocaban Marc Chung y F.M. Einheit de Einstürzende Neubauten, con semejante equipo, nos podemos hacer una idea o no, de cómo puede sonar este artefacto sonoro que empieza con un tema llamado “drumbass”, pero que no tiene nada que ver con el género musical del mismo nombre ni con nada que se le parezca.

“Básicamente rechazo la reproducción de patrones y estereotipos” reza Zappi en la hoja promocional del debut de Monobeat Original, con esta premisa, sólo podremos esperar algo bueno, como anécdota me gustaría nombrar el aspecto físico, bastante notable de Zappi, que con razón presentaban como Big Man en el concierto de Faust realizado en Madrid en el 2016, un gigante teutónico de unos dos metros con cara de troll amigable, que aporreaba y rompía baquetas como si fueran de mantequilla. Resulta difícil siempre hablar de un disco inclasificable que ya desde su nombre indica el rechazo a ser aclarado, en lo que parece más una broma que un título definitorio “Arbeitstitel” significaría algo así como “Título del trabajo”, esto es, lo que comúnmente llaman los jóvenes de ahora a una trolleada.

Con el espíritu siempre vivo de la década de los 70 traducido a la actualidad, Monobeat Original presentan un trabajo viajero y enigmático, con ritmos selváticos, donde la instrumentación sirve en ocasiones de imitaciones animales, como en el caso de la canción “Hinterhof”, en el siguiente tema “Filmmusik”, bastante descriptivo por sí mismo, suena a los fragmentos del “Music For Films” de Eno, pero de forma mucho más intensa, abrasiva. En “Wildes Meer (Mar Salvaje)”, canción de un cuarto de hora largo, la música suena intuitiva y convulsa como si sólo se guiase por los estímulos de la selva negra, de forma inconsciente, como un antiguo hábito, “sigo a la coincidencia en el experimento”, nos cuenta Zappi, sobre este trabajo de tribalismo post – industrial.

“Uhu”, es el título de la antepenúltima canción del disco y también el sonido que nos acompañará durante toda la canción, donde un búho anda haciendo exactamente eso, ululando: ¡Uhu,Uhu!, de fondo se pueden escuchar algunos lamentos letárgicos, pero esta vez sí, de origen humano. En la siguiente canción “Key And Psalter”, podemos escuchar a Zappi, tocando nada menos que un salterio, un instrumento de la Edad Media con cuerdas de metal. Como culminación, el último tema que cierra el disco, “Monobeat” es de una duración de 17 minutos, con percusiones físicas por parte de Zappy y efectos de percusión por parte de Elke Drapatz, en lo que es todo un himno de tribus electrónicas del pasado, presente y futuro, que se van desencadenando bajo el acompañamiento sonoro de diferentes loops unidos al fin, mientras los segundos estratos sonoros revolotean alrededor mezclados en un extático trance orgiástico – percutivo.

Texto: Sebensuí A. Sánchez

  • 9/10
    Nota - 9/10
9/10

Portada

Sebensuí A. Sánchez

Khaös de Mago, poeta palabrista, filósofo imberbe, melómano colector desde que tenía 10 años. Ya daba patadas antes de salir a la luz, le contaba su madre, cuando en casa se ponía el “The Dark Side of The Moon”.