Los 20 mejores discos internacionales de 2020

2020 ha sido un año aciago para el mundo de la música en directo. Sin festivales ni conciertos que llevarnos a la boca durante la mayor parte del año, la vieja costumbre de escuchar un disco entero y deleitarnos detenidamente en cada una de sus canciones ha cobrado una mayor relevancia.

Muchos han sido los artistas que han decidido posponer sus lanzamientos, pero otros como The Strokes, Bob Dylan, Dua Lipa, Taylor Swift, Jessie Ware, IDLES, Fontaines D.C. o Fiona Apple nos han brindado nuevas obras artísticas con las que hacer mucho más llevadero nuestras vidas en estos últimos meses de confinamiento y crisis económica.

Así, en la redacción de Madafackismo Underground hemos elegido los mejores discos internacionales del año.

20 – LIDO PIMIENTA – MISS COLOMBIA

La colombiana-canadiense entrega uno de los discos más interesantes del año. En «Miss Colombia» aúna tradición y modernidad, poniendo en relieve todo lo que la cultura latina puede aportar al mundo, para hacer de este, un sitio mejor.

Grandes colaboraciones para grandes canciones, Li Saumet de Bomba Estéreo en «Nada» y Sexteto Tabla en una gigantesca «Quiero Que Me Salves», que convierte los coros en una obra maestra digna de ser cantados en estadios. «Eso que tú haces» es con certeza una de las mejores canciones del año, y cuando va acompañado de hits como «Resisto y Ya» o «Te Quería», y la profundidad de otras como «Para Transcribir», el resultado no puede ser más contundente.

19 – PORRIDGE RADIO – EVERY BAD

Disco furioso y rabioso de crudo rock el que puede ser el mejor debut del año. La banda de Brighton entrega una colección de canciones llenas de guitarrazos que harán las delicias de toda adolescente. El rock sigue vivo.

18 – THE WEEKND – AFTER HOURS

Abel ha vuelto y de la mejor manera posible: con un trabajo repleto de melodías frenéticas y sintetizadores pegadizos, mostrando su vena pop más ochentera.

Aunque «Blinding Lights» destaca por encima del resto del álbum, otros cortes como «Save Your Tears», «In Your Eyes» o «Hardest to Love» vuelven a convertir a The Weeknd en uno de los artistas americanos más en forma del momento.

17 – THE FLAMING LIPS – AMERICAN HEAD

«American Head» es el tributo nostálgico de Wayne Coyne y compañía a toda la tradición rock americana. Es un trabajo repleto de baladitas LSD, con guiños constantes a la temas fetiche como la guerra de Vietnam, el trapicheo de drogas o el racismo policial.

Escuchas temas como «Will You Return / When You Come Down», «Mother I’ve Taken LSD», «You n Me Sellin’ Weed» o «God and the Policeman» y te dan ganas de bajar a comprarte unas tripis.

16 – RÓISÍN MURPHY – ROISIN MACHINE

La diva irlandesa no podía regresar mejor a la primera plana musical que con una exquisita colección de diez temas, carne de las pistas de baile de todo el mundo, donde incluso llega a reivindicar la figura de la mujer independiente y empoderada que siempre ha sido.

“Narcissus”, “Selfish Mademoiselle”, “Murphy’s Law” y su nuevo himno, “Incapable”, son motivos más que suficientes para hacer de tu triste vida algo más productiva y escuchar esta gran obra pop mientras finges hacer caso a tu cuñado.

15 – IDLES – ULTRA MONO

«Ultra Mono», es como si desencadenas a un mono rabioso en una tienda de porcelana, en efecto lo va a romper todo, más o menos eso es lo que pasa con el último trabajo de Joe Talbot y los suyos, un disco que sigue en su línea pero aún más energéticos si cabe. Un disco en definitiva para escuchar cuando tengas ganas de romperlo todo.

Para muchos este es el álbum más flojo de la banda de Bristol, quizás tenían demasiadas expectativas en este álbum, esperando algún tipo de revolución, por suerte no ha sido así y han continuado fieles a ellos mismos y a su estilo, demostrando sinceridad y pasión. Esta sencillez los hace más puros y directos con sus mensajes, si bien es cierto que no tiene «hits» como en sus discos anteriores.

14 – MILEY CYRUS – PLASTIC HEARTS

Miley Cyrus es una de las artistas más camaleónicas del siglo XXI. En esta ocasión, con «Plastic Hearts» la ex Hannah Montanah nos sorprende con su versión más clásica, mimetizándose con iconos femeninos de la tradición rock como Stevie Nicks, Blondie o Joan Jett.

Ni haberse pasado todo 2020 tirándole los tejos a Dua Lipa – «Prisoner» – le ha impedido mostrarnos este nuevo registro tan pureta-friendly.

13 – HAIM – WOMEN IN MUSIC PT. III

Vuelven las tres hermanas más conocidas del rock actual, haciendo grandísimas canciones llamadas a ser hits a largo plazo. HAIM entregan su mejor disco, un álbum donde canciones como «The Steps» o «Don’t wanna» las vuelve a emparentar, y esta vez por derecho propio, con los mejores Fleetwood Mac.

Las americanas siguen creciendo con cada álbum, añadiendo cada día que pasa nuevos seguidores y haciendo que sus detractores cambien de bando. Sin duda están destinadas a dominar el planeta rock de los próximos años, volviendo el género accesible a las nuevas generaciones.

12 – YVES TUMOR – HEAVEN TO A TORTURED MIND

La primera vez que escuché hablar de Yves tumor, alguien me dijo que era como Bowie….., pero en bueno. La expectativa era tan alta que evitaba escuchar al artista para no llevarme una decepción, y es que a veces los propios «fans de un artista» pueden ser su mayor desventaja.

La realidad es que Yves tumor es un artista mayúsculo, innovador, que no suena a nada de lo que hayas podido escuchar. Incluso su imagen es la de un artista único, que al menos se cree el papel que ha decidido desempeñar en un mundo de necios. Musicalmente es un auténtico polvorón, algo que te metes en la boca hasta decir basta, de lo goloso que resulta terminas saciado, pero vuelves cada día a cumplir escuchando el álbum con atención. «Gospel for a new century» tiene ecos al «Electric Feel» de MGMT y «Kerosene!» te traslada al mejor Prince. Disco altamente sexual recomendado a todos los públicos.

11 – TAME IMPALA – THE SLOW RUSH

Que Tame Impala son uno de los grupos más importantes del momento lo teníamos claro. Pero era difícil de imaginar que tras una importante sequía discográfica, Kevin Parker y compañía nos fuesen a seguir regalando nuevas piezas de rock psicodélico tan exquisitas como «Posthumous Forgiveness», «Lost In Yesterday» o «Is It True».

Tanto el sonido como la instrumentación del álbum son realmente sobresalientes. Larga vida a Messias Parker.

10 – JESSIE WARE – WHAT´S YOUR PLEASURE?

Posiblemente el disco con mayor colección de hits del año. Prácticamente todo suena a hit, y sin duda las canciones del disco, podrían alcanzarlo de una forma global con el apoyo de la industria, si las hicieran sonar en radios comerciales.

Por suerte, o por desgracia, esto no sucederá, dejando éxitos como «Ohh La La», «Soul Control», «Read My Lips» o «Save a Kiss» sólo al alcance de los más avispados a sumergirse en el álbum más disco (con algún que otro guiño al funk) de la artista británica.

9 – DEFTONES – OHMS

Si algo nos hacía falta en este maldito 2020 es un nuevo disco de Deftones. Cuando se cumplen 20 años de «White Pony», probablemente su mejor disco, los de Sacramento regresan con un álbum casi perfecto y con un Chino Moreno en estado de gracia. Contundencia en las guitarras, oscuridad e intensidad marca de la casa pero también melodías .

Quien los catalogue simplemente como una banda de metal está muy, muy equivocado, Deftones van mucho más allá de las etiquetas y demuestran una vez más que juegan en otra liga.

8 – BOB DYLAN – ROUGH AND ROWDY WAYS

¿Quién se podía imaginar que en pleno 2020 todavía Bob Dylan tuviese cosas que contarnos (y cantarnos)? Pues «Rough and Rowdy Ways» es la prueba de que los mayores mitos de la música popular urbana mueren con las botas puestas.

Un excelente homenaje a Jimmie Rodgers, mito del country americano, y que reencuentra al viejo Robert Allen Zimmerman con sus inicios más folkies.

7 – SOCCER MOMMY – COLOR THEORY

Desde Nashville Sophie Allison nos brinda uno de los mejores trabajos del año, demostrando haber alcanzado ya su madurez artística, a pesar de contar solo 23 primaveras.

En «Color Theory» encontramos desamor, tristeza y melancolía, desnudándose artísticamente en cada una de las canciones, dejando atrás la afilada sombra de Avril Lavigne.

6 – PHOEBE BRIDGERS – PUNISHER

Si en este 2020 no has escuchado «Punisher», no sé a qué estás esperando, sin duda uno de los mejores discos, incluso si no eres un amante del género (indie pop) si tienes un mínimo de sensibilidad seguro que eres capaz de apreciar y sentir la emociones que Phoebe transmite en este último trabajo, dónde deja claro que ya está preparada para jugar en primera, pudiendo ser una figura destaca del género en un futuro no muy lejano.

Un disco para dejarse llevar a través de las 10 canciones ( y una intro) y deleitarnos con la voz de Phoebe y sus historias que van desde el desamor y la angustia vital con la que muchos se pueden identificar, un disco con unos arreglos preciosos y una producción muy cuidada.

5 FONTAINES D.C. – A HERO´S DEATH

El desparpajo rabioso de estos irlandeses malencarados ha venido como anillo al dedo a este 2020 tan cargado de tristeza y malas noticias. «A Hero´s Death» es una bombona de oxígeno post-punk para todos los que busquen sonidos afines a bandas como Joy Division, The Horrors o sus coetáneos Shame.

Como si el espíritu de Mark E. Smith les hubiese poseído, Fontaines D.C. nos ha regalado uno de los mejores discos del año.

4 FIONA APPLE – FETCH THE BOLT CUTTERS

Quinto disco de Fiona en más de 20 años de carrera. La americana cocina sus discos a fuego muy lento, con la seguridad de que lo que va a hacer es una delicatessen, y es que han pasado ya 8 años desde «The Idler Wheel».

El resultado de todo esto es una masterpiece, un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas. «Fetch The Bolt Cutters» suena raro, experimental y al mismo tiempo, por curioso que parezca, accesible para todos los públicos. Un disco en el que dominan ritmos y pianos y en el que Fiona a veces parece rapear, en una mezcla perfecta de jazz y pop, en el que se atreve a incluir el ladrido de su perro. «Shameika» y «Cosmonauts» están sin duda entre las mejores canciones de este puto año.

3TAYLOR SWIFT – FOLKLORE

Puede que «folklore» sea una nueva carta de presentación, una declaración de intenciones tras haberse expuesto en Miss Americana (documental en Netflix). Supone un acercamiento a un público distinto y ruptura con el mercado anterior: sacar dos discos seguidos sin hacer una promoción anterior.

El cambio de estilo es evidente, pero en esencia, Taylor Swift sigue contando las mismas historias de la misma manera. Las swifties ya conocían la gran habilidad de la cantante para escribir, ahora se lo ha demostrado al resto. En folklore se ha dado todavía más importancia al contenido lírico de estas canciones, facilitando su transmisión casi de boca en boca, aludiendo así al nombre de este disco. Los tintes feministas impregnan todo el disco aunque es en «Mad Woman» y «The Last Great American Dynasty» donde se concentran. Es un disco adaptado a la pandemia que nos ha tocado vivir: intimista, tranquilo, de reescuchar en soledad. En definitiva, uno de los discos del año.

2THE STROKES – THE NEW ABNORMAL

Vuelven los Strokes, y no solo con un nuevo disco como ya ocurriera con los olvidados «Angles» o «Comedown Machine». Vuelven a lo grande, con un disco que aunque no alcance su mítico debut, si que puede mirar de frente al «Room On Fire» y superar al irregular «First Impressions of Earth».

Este álbum devuelve a los Strokes al podio del rock del que se alejaron tan rápido como subieron a el. Grandes canciones con riffs que suenan a lo que deben sonar, a los Strokes joder. Canciones no faltan, «The Adults Are Talking» o «Ode To The Mets» por si solas ya superan lo hecho por los neoyorquinos en los últimos 10 años.

1 – DUA LIPA – FUTURE NOSTALGIA

Si con su álbum debut, Dua Lipa rápidamente alcanzó el estrellato mundial, ahora con «Future Nostalgia» nos ha vuelto a sorprender gratamente, con una enorme colección de hits pop bailables, fusionando la mejor tradición de la música disco más funky de los setenta u ochenta, con un sonido 100% millennial, muy fresquito y aditivo.

2020, el año de la pandemia, hubiese sido mucho más aburrido sin la cascada de temazos que la joven diva británica nos fue regalando en pleno confinamiento. «Levitating», «Don´t Start Now», «Physical», «Break My Heart», «Hallucinate», «Love Again»… la lista es interminable. Un proyecto pop con mucha ambición artística.