Descubriendo a Totengott: un espejo que nos muestra otra parte de nuestro ser

1984 es, a parte de una de las mejores novelas escritas, el año de nacimiento de una de las mejores bandas de metal extremo de la historia, Celtic Frost. Los suizos no necesitaron ir a las lejanas tierras escandinavas para helarnos la sangre, congelarnos la mente y deleitarnos con su música. Venían de un país tranquilo a mostrarnos el lado más oscuro que habitaba en nuestras profundidades inexploradas. Esta historia podríamos repetirla, salvo el año y la nacionalidad, para describir lo que los asturianos Totengott producen cada vez que escuchamos alguno de sus temas. De reciente formación, estos seres de otra realidad dieron vida a su proyecto en el 2013 y se establecieron un año después como un trío que sigue haciendo temblar los cimientos de los locales que requieren de una buena sesión de ocultismo bañada con notas salidas de las mismísimas entrañas de Duat. Sus miembros nos abren las puertas de su pequeño reino de pesadillas para responder a nuestras preguntas.

totengott

 

Madafackismo Underground: Lo primero es agradeceros vuestro tiempo para responder nuestras preguntas.

Gracias a vosotros por esta entrevista y el interés en la banda.

MU: Comenzamos por conoceros un poco y una buena manera de hacerlo es saber el último disco escuchado en su totalidad y en qué formato.

Chou (guitarra y voz): los discos que más escucho íntegros últimamente son el “Nött Eftir Nótt” de Kaelan Mikla y el “Spleen And Ideal” de Dead Can Dance, ambos en Spotify, pero pienso comprármelos en vinilo próximamente.

Jose Mora (batería): el último disco que he oído completo es el “Rainier Fog” de Alice In Chains, en formato digital. Aunque el formato vinilo es obviamente el fetiche personal, el digital tiene una inmediatez y portabilidad imbatible, por lo que al final la mayor parte de la música que escucho es en ese formato.

Nacho (bajo): el último disco escuchado, es el nuevo de Dopes to Ethereal, titulado “l”. Son un grupo asturiano de stoner/doom y la escucha la hice a través de su bandcamp. El último disco adquirido, que aún no he escuchado entero, es “XIII” de Illumenium. Son un grupo estonio con toques post y prog rock que, al parecer, llevan 3 años de gira autofinanciada por Europa. Los encontré en León vendiendo su material por la calle y les compré ese CD.

MU: ¿Qué vacío habitaba en vuestro interior para dar a luz Totengott?

Chou: en mi caso, fue una oportunidad de hacer algo distinto a lo que hacía. Por aquel momento tocaba en una banda de metalcore llamada Mercyless con la que llegamos a publicar 4 discos. En el momento de la formación de Totengott simplemente pensaba en pasarlo bien haciendo temas de Celtic Frost, una de mis bandas favoritas. Después comenzamos a escribir nuestras propias canciones y eso dio rienda suelta a mi imaginación mucho más allá de lo que podía hacerlo con Mercyless o cualquier otra banda en la que he estado, sobre todo la parte más oscura y alocada de mi imaginación.

Jose Mora: la verdad es que Totengott surgió en un momento en el que hacía ya un cierto tiempo que no me adentraba en terrenos metaleros, así que supongo que sería un vacío existencial por falta de agresión sonora. Comenzar con las versiones de Celtic Frost fue la excusa perfecta para volver a las raíces tras una época en varios proyectos más progresivos, de rock alternativo o de power pop.

Nacho: en principio fue sencillamente buscar entretenimiento y diversión versioneando a uno de los grupos que para mí han sido más influyentes. Cuando se formó Totengott, yo venía de tocar en uno de los grupos asturianos de Thrash Metal más longevos y veteranos, Víbora, y había participado en proyectos que iban desde el punk hasta el Death Metal Old School, además de haber empezado con un grupo llamado Vøid que aún sigue en activo y que hace un doom más clásico, tipo Sabbath, aunque también con ciertos toques de NWOBHM. Recuerdo que escribí una entrada de Facebook ironizando sobre la explosión de grupos tributo y en la que decía que yo sólo estaría dispuesto a tocar en un grupo de covers de Barhory, Voivod o Celtic Frost, y al poco tiempo estábamos los tres miembros de Totengott tocando por ahí versiones de Celtic… Después, como los tres somos bastante eclécticos musicalmente, viendo que había química y conexión entre nosotros, nos planteamos la posibilidad de empezar a hacer nuestras propias canciones sin ponernos límites estilísticos, ya que somos unos melómanos que disfrutamos de muchos géneros y estilos musicales distintos.

MU: ¿En qué momento se decidió que el camino a seguir era el de componer material propio?

Quizás desde el inicio mismo de la banda. Cuando decidimos que había llegado el momento de hablarlo creemos que rondaba ya en nuestras cabezas desde mucho tiempo atrás. Vimos que había buena química entre nosotros y que podríamos hacer algo realmente grande, al menos a nivel artístico y eso nos atrajo a los tres.

MU: Me gustaría hablar del proceso creativo tras vuestros temas, musicalmente y de las letras, que son de tal calidad que diría que en ciertas ocasiones parece que habléis de vosotros mismos.

Inicialmente el proceso creativo parte de ideas sólidas, no solemos meternos en el local a ver qué sale o sentarnos con la guitarra a tocar riffs a ver si pegan unos con otros, suele ser todo más bien premeditado y siguiendo una sensación o intuición o, quizás, una visión general sobre un sentimiento generalmente oscuro o surrealista. No tenemos un esquema claro que seguir a la hora de componer, pero lo que generalmente hacemos es grabar muchas demos, a veces bastante terminadas, otras veces con un par de ideas y luego le damos forma a todo en el local de ensayo. A veces solemos comentar que somos a la música lo que las películas de terror al cine. Las letras vienen, normalmente, con posterioridad y suelen profundizar en sentimientos oscuros o tenebrosos. Nos inspiran mucho las experiencias personales, pero también otros temas, como el ocultismo, las civilizaciones antiguas, la historia, etc. Pretendemos hacerlas un tanto difusas, pero sin que lleguen a ser no entendibles, para que la gente pueda hacerlas suyas.

MU: Recientemente tuve la oportunidad de asistir a uno de vuestros conciertos para presentar vuestro segundo disco “The Abyss”, Oviedo parecía Oslo con el ambiente creado. Hablarme un poco que hay tras el disco.

Detrás de “The Abyss” hay trabajo de años. Nos tomamos más tiempo en darles vueltas a las canciones que con nuestro anterior álbum. Cuando salió a la venta “Doppelgänger”, ya teníamos el 80% de “The Abyss”. Todos los temas de este nuevo álbum fueron interpretados en directo con anterioridad a su publicación, algunos de ellos incluso antes de la publicación de “Doppelgänger”. Eso nos ayudó bastante con el álbum porque somos una banda muy intensa delante del público y es una situación distinta al local de ensayo. Ya nos había pasado lo mismo con nuestro anterior disco que, básicamente, fue todo nuestro repertorio hasta que empezamos a tocar cosas de “The Abyss” en directo. Intentamos llevar esa intensidad interpretativa al estudio. Por otro lado y sin intención aparente, hay cierto concepto con las dualidades opuestas y el número 2. Es nuestro segundo álbum y no lo hemos concebido como una segunda parte de “Doppelgänger”, aunque sabemos que lo puede parecer. Quizás sí lo sea porque el concepto está detrás, pero ha sido sin premeditación. El abismo que describimos es el lugar donde se pasa de lo bueno a lo malo, del amor al odio, de la muerte a la vida …

MU: Venís de una gira europea en la que visitasteis 5 países en 6 fechas. ¿Qué tal la experiencia?

Muy buena e interesante. A excepción de nuestra actuación en el SWR Barroselas en Portugal, fueron nuestras primeras fechas fuera de España. Sabemos que nuestra música se aprecia tanto o más fuera de nuestro país como aquí y tuvimos la ocasión de hacer algo junto a Eternal Storm, una banda a la que le tenemos mucho aprecio y con la que hemos vivido esa experiencia. Aunque al final estábamos un poco cansados, pues no estamos acostumbrados a hacer tantas fechas seguidas, nos hubiese gustado que fuesen más días. En el futuro repetiremos la experiencia. Por otro lado, hemos visto que el interés en la banda fuera de España es real y nos ha abierto las puertas a muchas cosas.

gira europea totengott

 

MU: ¿Cuál es el festival en el que os gustaría presentar vuestro show? Personalmente apostaría por Roadburn.

Sí, es algo que nos encantaría de verdad. Pensamos que es un festival en el que pegaríamos mucho, por su forma de entender el metal y la música en general sin limitaciones. Ojalá sea posible algún día. También estamos encantados de poder tocar en el Resurrection Fest este año 2020 y nos gustaría poder repetir la experiencia en el SWR Barroselas. Otro festival al que tenemos apego es el Madrid Is The Dark, que siempre decimos que es el festival de España en el que más pegamos.

MU: Ya que hablamos de festivales y directos, ¿qué tal es acudir a un festival como banda y no como fan? Como hicisteis en el SWR Barroselas Metalfest el año pasado.

Bueno, fue mitad y mitad. Tocamos el segundo día bastante tarde, así que tuvimos también tiempo de disfrutar como fans durante la jornada. Por otra parte es una pasada estar compartiendo parte de la zona de backstage con bandas a las que admiramos o que nos gustan. También hemos visto a muchos colegas y amistades dentro y fuera del backstage. Tuvimos tiempo para todo.

MU: Si echamos un vistazo a vuestra discografía nos encontramos con un tema, “Doppelgänger”, que da nombre a vuestro primer LP, es una canción del mismo y existe una segunda parte en “The Abyss”. ¿Es algo pensado que se alargará en el futuro con una tercera parte?

Es algo que no podemos decir ahora mismo. Estamos ya preparando temas para un tercer álbum y sí podemos adelantar que habrá una canción en la onda de esos dos, es decir, largo y con orquestaciones y efectos, pero no sabemos si llevará aún el concepto “doppelgänger” como temática. Ese tipo de canción es algo que nos sale con cierta naturalidad, pero no sabemos si alargaremos el concepto más o cambiaremos de temática.

MU: La edición de todo vuestro material es exquisita. Vuestros “artwork” son impactantes. ¿Qué nivel de importancia tiene para vosotros el arte que rodea vuestros discos?

Muchísima. Creemos que la parte visual tiene que ser un complemento a la música pero a la vez guardar y expandir el concepto que hay detrás de nuestras canciones. No nos tomamos nada a la ligera con el artwork. Además decoramos el escenario con parte de él para hacer la experiencia mas completa. Es muy importante para nosotros.

 the abyss totengott portada

 

MU: Poder llevar la banda hasta las metas marcadas requiere de dedicación y, con el tiempo que quita un trabajo ya que no vivís de Totengott, ¿se hace duro? ¿Existen momentos de duda?

Es duro no poder dedicar todo el tiempo que quisiéramos a la banda, pero también es algo que nos encanta hacer y lo hacemos encantados en un momento dado por duro que pueda llegar a ser. Con el tiempo que disponemos ponemos todo de nuestra parte e intentamos no dejar ningún cabo suelto, ya sea con la parte artística o con la parte más administrativa. Siempre estamos buscando la manera de mejorar y mirar hacia adelante en todos los aspectos. Sí, puede llegar a ser duro, pero también muy dulce.

MU: ¿Cuál creéis que es el motivo existente para que vuestra música se valore más fuera de España?  ¿Cómo veis el panorama extremo aquí?

En España quizás siempre hemos ido un paso por detrás que en otros países hasta hace unos años. Bandas de metal extremo siempre ha habido en España, pero en este país tenemos el tema del idioma demasiado metido. Tradicionalmente, si cantabas en castellano tenías más posibilidades aquí, pero menos fuera y viceversa. Lógicamente es más sencillo moverse por aquí y ahora mismo parece que algunas bandas estamos consiguiendo llamar algo la atención. Fuera del país parece que hay más tradición e interés por este tipo de música. Por ejemplo, en España hemos tenido a Barón Rojo y Obús, en Alemania a Accept y Scorpions, pero Destruction y Kreator también han sido muy grandes en su país y fuera de él, mientras que en España el gran público sigue sin ver más allá de Barón Rojo, Obús, Mago de Oz y poco más. En Suiza han tenido a Krokus, pero también han sido muy grandes Celtic Frost y Coroner, mucho más que Krokus. Hay muchísima más atención e interés por estos géneros e intención de expandirse internacionalmente al cantar en inglés ya desde el inicio de los tiempos. Ahora mismo, en España, hay bandas muy interesantes y con mucha proyección fuera del país. Que no decaiga.

MU: Necesito saber que hay detrás de vuestro grito de guerra, UGH! A parte de la curiosidad, os animo a que habléis de aquello sobre lo que nunca os preguntan y sentís la necesidad de expresar a vuestro público.

Jajajaja. Es una broma que tenemos ya que nos comparan muchísimo con Celtic Frost y nos une a nuestros fans y a los de los propios Celtic Frost. Por otro lado, aprovechamos la oportunidad para expresar nuestra más sincera gratitud a todos nuestros fans, a toda la gente que tiene interés en la banda y a todas las personas que nos han ayudado durante nuestra aún breve existencia. Sin ellos no seríamos Totengott. Muchas gracias ¡!

MU: Espero que el futuro os depare más reconocimiento y consigáis crecer como banda, la calidad ya la tenéis. A veces la suerte entra en escena pero en vuestro caso estoy seguro que el trabajo duro os llevará a donde creo que os merecéis estar. Muchas gracias por atendernos.

Muchísimas gracias a vosotros.

 totengott banda

Queridos Madafackas no dejéis de entrar en su Facebook para saber su actualidad y en su BandCamp para adquirir su material.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies