Drew McDowall (Independance Live, Madrid)

Organizado por Giradiscos y Delicalisten

Jueves, 28 de noviembre de 2019 de 20:30h

Independance Live

“Cuando la gente salta a través del tiempo ellos se entregan a la rima y a las razones de los cielos”, con esta frase del musicólogo, anticuario, poeta y el que fuera cantante de la banda galesa The Teardrop Explodes, nos introduce Coil o lo que es lo mismo Time Machines en las notas interiores del disco único y salido bajo homónimo nombre con este alias, en este proyecto al igual que Black Light District donde también colaboró el músico del que vamos a hablar, estaban los cerebros centrales de Coil: Jhon Balance y Peter Christopherson, a diferencia de Black Light District, no les acompañaría Thighpaulsandra en esta ocasión.

Casi tres años son los que lleva Drew Mc Dowall interpretando este disco por varios países, hasta por fin llegar a España. Con ligeras variaciones, sin solución de continuidad, y de forma desordenada pero empalmada a la perfección, Drew Mc Dowall fue  desgranando el disco de Time Machines del año 1998, “Cuatro tonos para facilitar el viaje a través del tiempo” es el subtítulo que lleva el disco, un disco pensado para acompañar un estado alterado de percepción inducido por cuatro diferentes sustancias, una por cada canción, e inspirado entre otros por Ann Shulguin, terapeuta jünguiana que ha trabajado con sustancias psicodélicas y con hipnoterapia, escritora científica, conferenciante y esposa del desaparecido Alexander Shulguin, el químico y farmacéutico, ruso-estadounidense, que sintetizó el MDMA o como mejor lo conocemos “éxtasis”, a finales de los 70 y que también descubrió más de 230 sustancias psicoactivas que ayudan a eliminar la depresión y el estrés post-traumático. 

concierto drew mcdowall madrid 2019

El concierto que duró unos 70 minutos al igual que los setenta y tres del LP empezaría con el tema “2,5-Dimethoxy-4-Ethyl-Amphetamine: (DOET/Hecate)” una anfetamina psiquedélica descubierta por Shulguin en las llamadas RCs, research chemicals, y de la que sus efectos oscilan entre 14 y 20 horas, demoledor…Curiosamente esta droga lleva el nombre de la diosa griega Hécate, la diosa de la nigromancia, magia, brujería, los llamados conocimientos de entrada o iniciación, sabiduría de hierbas, plantas, fantasmas etc; la música planeadora y vibratoria parecía conectada a unos subwoofer de lo grave que sonaba, casi a oscuras estaba Mc Dowall tras una mesa enredada entre cables, junto al omnipresente y vetusto Korg, y demás aparatos en una mesa que también vibraba, al igual que el suelo, instintivamente bajo nuestros pies queriendo subir por la espina dorsal hasta la glándula pineal. Los subgraves retumbaban, a veces demasiado, a veces como un concierto de Sunn O))) dentro de una iglesia, con guitarras haciendo Dopplereffekt, a veces como los muros de una catedral marciana castañeante.

Sonidos resonantes, sintéticos como drogas, y escapistas pero introspectivos, y de una oscura y nueva psicodelia, un skull rainbow sin el fuck del harshnoise wall, una experiencia binaural inducida, para estimular los cuatro tipos principales de ondas cerebrales: alfa, beta, theta y delta, cuatro estados de conciencia al igual que los 4 tipos de canciones, cada una predeterminada con su esencia sustancial para conseguir un estado superior de autoconciencia. La música de Time Machines, al igual que muchas otras músicas, originalmente es capaz de producir unos impulsos eléctricos que hagan segregar las drogas genéticas de nuestro cuerpo sin tener que ingerir nada externo.

concierto drew mcdowall madrid 2019

 

Drew Mc Dowall le dio un tratamiento especial a Time Machines, pero respetuoso, sin perder ese sonido tántrico galáctico y oscuro que tanto gustaba a los miembros originales de Coil, la música de Time Machines, a pesar de que pusieron unos pocos cómodos sillones, era casi para tirarse fumando en medio de la sala y cerrar los ojos, como hizo más de una persona (lo segundo, no lo primero), disfrutando y balanceándose con los sonidos celestiales – artificiales de Drew Mc Dowall. Un momento en el que hubo un parón, sepultado instantáneamente por zumbidos graves cual cigarras robóticas, fue el momento para que algún fan buscara el hueco perfecto para gritar y aplaudir. Y es que Coil, con el paso de los años, se ha convertido en toda una música cultual, y al igual que la Biblia, siempre que vuelves a ella, encuentras algo nuevo que parecía que antes no estuviera allí.

La Persistencia Es Todo.

Texto: Sebensuí A. Sánchez

Fotos: Ana E. Sánchez

Sebensuí A. Sánchez

Khaös de Mago, poeta palabrista, filósofo imberbe, melómano colector desde que tenía 10 años. Ya daba patadas antes de salir a la luz, le contaba su madre, cuando en casa se ponía el “The Dark Side of The Moon”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies