System Of A Down | 20 años de historia

Vuelven.

En cuerpo, pero queda por ver si todavía en espíritu.

System of a Down (SOAD) han anunciado recientemente un nuevo tour a través de Europa; tocarán en lugares tan emblemáticos como Rock am Ring, Download Festival y el más cercano Resurrection Fest, con todavía más fechas por anunciar, aunque todo el mundo sospecha que se les podrá ver en los festivales mas reconocidos del viejo continente. No tienen nada nuevo que ofrecer, pero no les importa. La banda de origen armenio-americano publicó su último álbum Hypnotize más de 10 años atrás. Se encontraban todavía en la cresta de la ola, aclamados por crítica musical y un número creciente de fans, pero decidieron separarse debido a diferentes disputas artísticas que les llevó a cada uno de los miembros por su propio lado.

Serj Tankian (vocalista y escritor de la mayoría de sus canciones) persiguió una carrera en solitario que le llevó a producir 5 álbumes, relativamente similares al estilo de SOAD durante sus inicios, pero que acabaron desviándose hacia sonidos más cercanos al jazz, llegando incluso a grabar un disco entero con la Orquesta Sinfónica de Aukland a su disposición.

serj tankian system of a down

Poco se sabe de Shavo Odadjian (bajo y tercer vocalista) tras la ruptura de System; inició una banda (AcHoZeN) con otros miembros consagrados del mundo del hip-hop, pero parecía más un experimento que un proyecto serio. Su visión artística ya le había llevado a producir y editar los videoclips de SOAD y fue precisamente la ruta que persiguió tras la disolución de la banda, detrás de las cámaras como director y compositor para diversas películas.

Por último, Daron Malakian (guitarra y vocalista) y John Dolmayan (batería) formaron su propio grupo, Scars of Broadway. Gozaron de un primer tirón inicial debido a su pasado en SOAD, con Daron al mando de las vocales, pero poco después del lanzamiento del primer disco anunciaron un hiato indefinido, debido a una falta de entusiasmo. Su último disco, publicado en 2018 y con Dolmayan ya fuera del grupo, trajo consigo más pena que gloria, aunque para los más fanáticos de SOAD sea todavía lo más nuevo y reciente, lo más similar a aquel sonido tan especial y característico del grupo que llevan esperando con anhelo que publiquen un nuevo album durante una década entera. Y esperando de brazos cruzados seguirán…

Desde la separación del grupo en el año 2006 se ha especulado con su reunión y la publicación de nuevos singles, pero de momento solo se ha conseguido que se reúnan para irse de gira por medio Europa y parte de Norteamérica. Durante mucho tiempo, los rumores acusaban a Serj Tankian, alma creativa del grupo, de sabotear cualquier intento de encerrarse todos juntos y crear nuevas canciones. ¿El problema? El mismo de siempre: discusiones sobre el reparto de dinero, discusiones entre los distintos miembros de la banda sobre la dirección artística, o algo tan simple como el cansancio y falta de ilusión por crear. A esto último se aferraba el propio Serj el año pasado cuando, tras ser blanco de las críticas en las redes sociales por no querer poner su granito de arena, salió al paso citando no un problema de reparto de ingresos, o las disputas artísticas con los otros miembros del grupo, si no una falta de creatividad, explicando que sus canciones, sus mensajes políticos y el tipo de música que hacían ya no tenían sitio en el mundo de hoy, y que cualquiera cosa que pudieran crear sonaría muy distinto a aquello que nos tenían acostumbrados. En otras palabras, prefería seguir siendo fiel a su legado antes que, potencialmente, destruirlo.

 

INICIOS

Es imposible hablar de System of a Down sin mencionar mestizaje. Fue allá en América, Los Ángeles para ser más concretos, donde los jovenes Serj Tankian y Daron Malakian se conocieron a inicios de los 90. Hijos de inmigrantes armenios, los dos atendieron a la misma escuela, aunque curiosamente no se conocieron hasta mucho más tarde debido a la diferencia de edad entre ambos, trabajando en proyectos diferentes en un mismo estudio de grabación. Formaron un grupo local (Soil) tras reclutar a otros dos miembros, Shavo Odadjian siendo uno de ellos. Tras apenas un show en directo la banda desapareció, pero los tres jóvenes armenios seguían dedicados a esto de la música y no querían darse por vencidos. Pronto se decidieron por System of a Down, su nuevo proyecto, aunque no ficharían a John Dolmayan pasados un par de años, completando finalmente el cuarteto original. Los inicios de la banda fueron de todo menos fáciles, publicando Demo Tapes y tocando en directo en diferentes locales del circuito menos glamuroso de Los Ángeles entre 1994 y 1997, hasta finalmente publicar una recopilación de canciones sobre el genocidio armenio de manera profesional, titulado Hye Enk (“Somos Armenios”).

Y es precisamente ahí, durante uno de los shows en directo, que consiguieron llamar la atención de Rick Rubin, reconocido productor y co-fundador de Def Jam Recordings y Columbia Records. Habiendo firmado estrellas ya consagradas como Beastie Boys y Public Enemy, los armenio-americanos System of a Down se convirtieron en su nueva apuesta, invitándoles a grabar en su estudio; tras apenas un año y un par de demos más, finalmente publican su primer álbum, usando el propio nombre de la banda como título. A pesar de contar con singles como Spiders y Sugar que se convirtieron en habituales tanto en radio como la MTV americana, el disco disfrutó de cierto éxito pero SOAD no terminaría de despegar hasta pasados unos años. Mientras tanto, el grupo se dedicaba a trabajar en su segundo álbum mientras actuaban de teloneros para Slayer o Metallica a traves del circuito norteamericano e incluso actuando en un escenario secundario en el Ozzfest 1998.

 

RECONOCIMIENTO Y FAMA

Nunca sabremos que habría sido de SOAD sin los atentados terroristas del 11 de Septiembre en Estados Unidos. Apenas 7 días antes, el 3 de Septiembre de 2001, la banda había publicado su segundo album (Toxicity), yendo immediatemente al puesto numero uno de álbums debutantes tanto en Norteamérica como Canadá. Su single principal, Chop Suey!, contenía lo que muchos consideraron una defensa hacia el ataque terrorista (“No creo que creas en mi moralmente superior suicidio”), a pesar de que los hechos habían sucedido una semana después de su publicación. Ello no impidió que la televisión americana aconsejara no difundir el videoclip por considerarlo “politicamente insensible” debido al mensaje, pero es quizás gracias a esta prohibición que la popularidad del grupo estallara y los catapultara hacia la fama, en parte ayudado por la propia MTV, desoyendo los consejos de las autoridades norteamericanas y difundiendo el single en su cadena.

Tras dos largos tours, el primero acompañando a Slipknot, y el segundo tanto a Slipknot como Rammstein, el grupo descubrió que parte de canciones abandonadas y sin publicar durante la grabación de Toxicity se habían filtrado en Internet. Muchos de estos singles sin finalizar terminaron siendo parte de su tercer álbum (Steal this album!) apenas un año después, ayudando a cimentar la popularidad del grupo. Al contrario que sus dos primeros álbumes, Steal this album! contaba con un mensaje mucho más crítico y feroz hacia las políticas militarísticas de Estados Unidos tras su reciente declaración de guerra contra Iraq, aunque el resto de sus otras canciones seguían explorando los temas habituales: abuso de drogas, violencia, y sexo.

 

MORIR EN LO MÁS ALTO

El cuarto y último álbum de SOAD no se hizo mucho de esperar, y tres años después de Steal this album! se publicó Mesmerize, la primera mitad de un álbum doble que contó desde un primer momento con las críticas favorables de la industria musical y los fans, llegando de nuevo al primer puesto de las listas en su primera semana. Seis meses después sería el turno de Hypnotize, de nuevo debutando en el número uno, consagrándolos como una de las pocas bandas que han conseguido colocar dos álbumes de estudio en lo más alto durante un mismo año. Ambas publicaciones concedieron a Daron Malakian un rol más importante en la banda; mientras en años anteriores Serj era el encargado de componer y cantar las canciones, con Daron como vocalista secundario, tanto Mesmerize como Hypnotize le dieron la oportunidad de desarrollarse como escritor y vocalista principal en múltiples canciones, relegando Serj a un papel secundario, a veces en completo silencio, acompañando por detrás en el teclado.

A pesar de la madurez mostrada, de recibir críticas extraordinarias y llegar a convertirse en cabezas de cartel para festivales como Ozzfest, la banda se tomaría un descanso prolongado en 2006, en principio un hiato que no iba a durar más de tres años y prometiendo volver con un quinto álbum. El descanso prolongado terminaría por convertirse en una separación completa. Son ya trece años desde la publicación de Mesmerize/Hypnotize y a pesar de que la banda se ha reunido desde entonces para tocar juntos en directo, son muchos fans los que se preguntan si en algún momento cumplirán con la promesa de volver a crear nueva música.

system of a down

De momento solo nos queda esperar hasta 2020, momento en el que System of a Down inicie su gira Europea. Como muchos otros me encontraréis en el medio del publico, vibrando y botando con sus mejores hits y los dedos cruzados, esperando poder encontrarme con algo nuevo por su parte.

Texto: Brais Montans

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies