White Lies (Kafe Antzokia, Bilbao)

El pasado lunes 21 de octubre la banda londinense White Lies puso fin a su gira por España en el Kafe Antzokia de Bilbao tras haber actuado en Granada, Madrid y Barcelona. En esta ocasión el cuarteto (aunque oficialmente se trate únicamente de tres componentes) hacía parada en el País Vasco para presentar su más reciente álbum FIVE, que como el propio nombre indica, se trata del quinto trabajo que ve la luz tras once años de innegable actividad.

Salieron serenos al escenario, mientras Harry McVeigh (vocalista y guitarrista) saludaba al público con las manos en alto y una amplia sonrisa de agradecimiento. Empezaron con el primer single que eligieron para dar comienzo al anteriormente mencionado álbum FIVE ‘Time To Give’, cuyo inicio minimalista y atmosférico dejó que el público entrase poco a poco en calor para rápidamente cambiar de aires con la bailable ‘Farewell to the Fairground’, perteneciente a su primer lanzamiento To Lose My Life… (2009). En esta segunda canción ya se podía empezar a percibir un público entregado que coreaba las letras de los puentes y estribillos pegadizos, mientras la profundidad de la voz del artista llenaba sin ningún tipo de dificultad todos los rincones del teatro. ‘There Goes Our Love Again’ (Big TV, 2013) paso a tomar el control de la noche seguida de muchos otros éxitos que a una se le había olvidado que aún estaban por explotar: ‘Big TV’, ‘Death’, ‘Tokyo’, y un largo etcétera.

McVeigh comentaba estar muy contentos de terminar la gira por la península en aquel precioso teatro en la ciudad de Bilbao, “nos gusta la gente y la comida de aquí”, donde no habían estado desde hace varios años, y es que la banda ya actuó en Kobetamendi en 2014. Hacia la mitad del concierto White Lies retrocedieron once años atrás con ‘Unfinished Business’, el primer single de su carrera musical y por lo tanto una canción muy especial para la banda tal y como explicaron antes de comenzar. La siguieron entre otras ‘Don’t Want to Feel It All’ y ‘Take It Out on Me’, ambas pertenecientes a Friends (2017).

Aunque el set estuviese llegando a su fin, el público no parecía estar cansado de bailar y repetidamente aplaudir al unísono. No obstante, todo lo bueno se acaba y en esta ocasión fue ‘Bigger Than Us’ (Rituals, 2011) la encargada de cerrar la noche de manera acertada. “I don’t need your tears, I don’t want your love, I’ve just got to get home”. Así que los allí presentes nos fuimos a casa con la sensación de haber disfrutado de una banda ya afincada e innegablemente capaz de despertar emociones a través de las historias que se esconden tras sus letras (aunque quizás en algún que otro momento se les haya escapado una mentirijilla piadosa).

Irune Vega

Peregrinación anual a Benicàssim. Guiri de pega. ¿Cuánto reverb es demasiado reverb?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies