Stone Temple Pilots | California nunca dejará de sorprender

Ya han sido varios los especiales que se han hecho con este estado siempre presente. No solo de nueces y del cine se va a vivir. Esta vez viajamos a San Diego dentro del nombrado Estado yankee. Turno para los buenos de Stone Temple Pilots, banda formada hace unos 30 años por los hermanos DeLeo y Eric Kretz. Me parece realmente impresionante que tras tanto tiempo, aun habiendo parado durante varios años a principios de los 2000, únicamente hayan cambiado los cantantes, manteniendo en todos sus discos de estudio la base musical. Eso habla muy bien de una banda. Con los años evolucionas y el sonido como banda sufre cambios. Es admirable que esos cambios no conlleven formaciones nuevas, que la evolución sea mental y musical en conjunto, de la mano siempre de tus amigos.

¿Cómo se forma una banda? Pues si lo que cuentan no falta a la verdad, en este caso fue gracias a que Scott Weiland, voz durante los primeros años y el bajista Robert DeLeo se dieron cuenta durante un concierto de Black Flag, hablando de sus novias, que se estaban “beneficiando” a la misma mujer. Lo que debería haber terminado a hostias y con algo de sangre, pues lo hizo hablando de música. ¡Que gran mujer! Quien se quedó con ella o si quedó sola es algo que dudo se sepa. Lo que si sabemos es que eran los inicios de la banda. Supongo que lo que continúa podemos saltarlo: cerveza, ensayos, componer y escribir las letras, conseguir el primer material y ¡BUM!; primer concierto como banda en el Whiskey a Go Go, con dos pelotas, claro que si. Las otras salas de conciertos les quedarían pequeñas.

Realmente no eran “oficialmente” los Stone Temple Pilots sino los Mighty Joe Young. Un abogado los animó amablemente a cambiar el nombre si no querían problemas y ellos, que debían de tener la cabeza en la música únicamente, pues como les gustaba el motor decidieron darle sentido a la marca de aceite para competición STP. Supongo que fueron varios los nombres que salieron de estas tres iniciales, pero se quedaron con el que todos conocemos. Un alarde increíble de originalidad a la hora de elegir el nombre que te acompañará el resto de tu carrera musical, ¿verdad?.

Tenían tanta calidad en sus canciones que Atlantic Records los firmó en 1992 y de esa unión nació Core, su primer LP. Un éxito rotundo que llegó a alcanzar el número 3, espectacular para un debut. Sex Type Thing, Plush, Creep y Wicked Garden eran los temas que mas gustaban. Un disco de rock con mucha influencia del grunge, lo que no gustó a todos. Una maravilla y una manera inmejorable de presentarse.

Primera gira por U.S.A. como cabezas y unos conciertos abriendo para Rage Against the Machine y Megadeth. La fama estaba asegurada. Premios, críticas positivas y negativas, que la MTV se fijen en ti para sus famosos Unplugged, un grammy por el tema Plush y fans por todo el territorio. Había que darle a la gente mas material y en poco mas de un mes en 1994 vio la luz Purple. Directos al número 1 con su gran éxito Interstate Love Song, su tema, su niña bonita, su todo. Vamos a poner a la crítica toda de nuestra parte y vender mas de 3 millones de copias. Lo que vulgarmente podríamos llamar sacarla y a ver quien la tiene mas grande que nosotros. Había grupos que la tenían mas grande, pero ellos se vieron en la cima del mundo y nadie les iba a decir lo contrario.

Con esa idea en sus cabezas apenas esperaron un año para reagruparse, convivir todos juntos en una mansión en Santa Barbara y dar vida a lo que sería su tercera larga duración: Tiny Music… Songs from the Vatican Gift Shop. Pensaban que todo lo que tocaban se convertía en oro y su cambio de sonido no agradó a la crítica. Si haces rock con toques grunge y llegas a donde has llegado en tan poco tiempo, es que lo haces bien. Repite la mezcla que con el tiempo siempre se puede experimentar, no con tu tercer disco ¡es demasiado pronto!.

Personalmente su tendencia al rock psicodélico mezclado con el glam no me gustó. Que la voz de tu grupo se deje seducir por las drogas no es bueno. Una “gira” de risa antes de darse un tiempo. Momento que siempre se aprovecha para proyectos paralelos, rehabilitarse, limar asperezas y darte cuenta de que, tras los fracasos en solitario, lo que los llevó hasta ahí fue STP. No fue cosa de meses dado que hasta 1998 no se volvieron a juntar, quizás para unas cervezas lo hicieran con anterioridad, pero estamos hablando de su carrera musical, por lo cual saltamos al citado año. Objetivo, grabar su cuarto disco. La cosa no prometía mucho si a tu cuarto disco lo vas a llamar oficialmente No. 4; no dice mucho sobre creatividad. Esperas a la portada y la hostia es mayúscula. O me quieres decir que has vuelto a lo simple pero efectivo o asusta.

Stone Temple Pilots

Por suerte volvieron a las raíces de sus dos primeros discos. Eran importantes y exitosas la nueva hornada de bandas que salían a mares de todos los Estados americanos y había que hacerse notar. Fueron reyes y volvían para reclamar el trono. Con su característico sonido pero con mas agresividad que nunca. Escuchabas su single Sour Girl y a tu cara acudía esa sonrisa de joven que tiene unos padres que pagan el Canal + y los viernes lo dejan solo en casa. ¿Qué podía salir mal? Que tus padres llegaran antes a casa, porque ellos estaban de gira con los Red Hot Chili Peppers. Todo lo que sube… baja… y los Stone Temple Pilots lo sabían muy bien.

Esta vez no esperaron a sacar una segunda obra maestra para descender en popularidad, decidieron hacerlo con su quinto trabajo Shangri-La Dee Da. Si con su cuarto LP nada podía salir mal, con este disco todo debía salir mal y así lo hizo. Fue tan fuerte el golpe que en 2002 la banda se separó, esta vez oficialmente, no para descansar. La idea era no volver a juntarse jamás. Os recomiendo suprimir este disco si el especial os da ganas de conocer la banda en caso de no “controlarla demasiado”. Tu material pertenece a la discográfica así que fueron tiempos para sus grandes éxitos o DVD´s con material inédito. Ganar dinero con lo que había, en resumen.

Stone Temple Pilots en los MTV Movie Awards de 1993

Con lo que se querían que hasta parecían una boy band de pop. La idea era no volver y había que seguir en el mundo de la música. El mejor parado fue la voz, dado que Weiland asoció su nombre a Velvet Revolver, casi nada. Los otros tres pues la verdad es que no hicieron nada de provecho.

Avanzamos hasta el año 2008. Weiland debe de sentir nostalgia por sus amigos, abandona los Velvet, se emborracha con sus antiguos compañeros (esta parte es de mi invención) y a girar otra vez por los U.S.A. como cabezas de cartel. No hay nada como dejarlo unos años y volver por la puerta grande. Me pones el logo ahí bien grande en los carteles y me vienes con bolsas llenas de dólares o no acepto. Que grande es el negocio del rock. ¿Quieres material nuevo? ¡No hay problema! Estos son unos genios y al sexto disco lo llaman como la banda, que no estamos para pensar. En su linea. Se lanza en el 2010, casi 10 años después de su decepcionante quinto disco. Buenas críticas y otra vuelta de tuerca en su camino de la experimentación. Esta vez salió bien y sus sonidos sesenteros agradaron con temas como Between the Lines, Take a Load Off y Cinnamon. Muy alejadas las ventas de sus grandes éxitos aunque al menos no fracasaron.

Tras tantos años compartiendo pasión por el rock, éxitos musicales y giras, tocan las despedidas. Vuelta a las tensiones y los problemas. Habían pasado 20 años del éxito del disco Core, deberían de haberlo celebrado. Weiland no era el mismo, la voz cambia y lo que hace 20 años para el era el día a día, en esa época le costaba. A los otros tres miembros de la banda no debió gustarle su decisión de no celebrar el aniversario del disco y no hacer gira. Lo obvio sucedió pero no sin tiempo. Pasaron años faltando a la inteligencia de los fans con conciertos mediocres, los problemas ya no solo eran de camerino, pasaban a los directos. Eso no podía permitirse y en el 2013 el cantante se fue o lo echaron.

No había tiempo para los proyectos en solitario, era demasiado jugoso demandar a tus antiguos amigos y estos devolverte el favor demandándote a ti. Todo por quedarse con el nombre de la banda. Weiland tendría que haberse dejado mas dinero en abogados porque perdió y los legalmente Stone Temple Pilots se trajeron a Chester Bennington de Linkin Park, ojo cuidado.

Pasaban los años y editaban muy poco material nuevo. Chester vino para dar conciertos, con él sobre el escenario conquistaron al público en las pocas fechas que daban. Disfrutaba del éxito mundial de Linkin Park y cuando se podía se tocaba con los STP. La idea no era mala y funcionaba, pero los fans quieren discos nuevos en los que dejarse su dinero.

Soy muy dado a las bromas y me gusta escribir de una manera que resulte divertida pero los años que vinieron no fueron para nada agradables. En 2015 Weiland falleció por culpa de los excesos. Las cosas pueden acabar mal como banda pero cuando una persona a la que llamaste hermano fallece, jode y muere una parte de ti. Decides seguir adelante como banda, te das cuenta que la fatalidad acosa en cualquier esquina. Chester no va ser un miembro oficial de la banda, necesitas un vocalista a tiempo completo. Cierto es que si hubiera accedido la banda no hubiera llegado muy lejos, un año, porque Chester decidió quitarse la vida en 2017, todos conocemos esta triste historia.

Dos cantantes, dos fatalidades. Los míticos Stone Temple Pilots necesitaban un cantante pero acojonaba asistir a sus audiciones, la cosa no terminaba bien si cantabas con ellos. Un héroe, o una persona desinformada, según como se mire, acepta el reto y consiguen cantante, Jeff Gut, un concursante de X-Factor. ¿Hicieron audiciones o veían el problema y les gustó?. Visto lo visto con su genial nombre, sus “fantásticas” portadas, sólo salvo una de la mediocridad, o lo que se curraron el nombre del disco que los debía de llevar de nuevo a la fama, quien sabe. O son vagos o son unos conformistas. ¿No me creéis?. En 2018 lanzan su séptimo álbum, otra vez álbum homónimo, ¡bravo! Son unos jodidos cracks en cuanto a ser originales. De su material nuevo podemos destacar Meadow, Roll Me Under o Never Enough.

Este 2019 podremos disfrutarlos en Europa dado que son unos de los grandes reclamos de festivales tanto nacionales como internacionales. Su historia es la de muchas otras bandas de rock pero no deberías de perder la oportunidad de verlos en directo y poder opinar sobre el estado actual de la banda. Al menos merecerá la pena ver a Stone Temple Pilots por escuchar en directo su mítica Interstate Love Song.

Texto: Alexis Montáns

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies