Pankow + Parade Ground (Sala Siroco, Madrid)

Sábado, 24 de noviembre, 21:30h

Sala Siroco

Organizado por ALL WAVES Promotions & Chroma Nation

 

Con el lema de 37 años de old school pudimos ver el pasado sábado a dos bandas legendarias dentro de la electrónica más basada en sonidos industriales o con orígenes en la primera cold wave francesa. La primera de esas bandas sería la de los hermanos procedentes de Bélgica, Parade Ground, Jean-Marc Pauly, vocalista principal, hizo gala de su espectacular voz operística favorecida por el cambio de su anotomía que por momentos recordó a Klaus Nomi, su hermano Pierre Pauly se dedicaba desaforadamente a los teclados que manejaba tanto con una mano como tapándose los ojos en un continuo derroche de energía.

 

El concierto de Parade Ground tuvo unas audiovisuales en las que se pudo ver marchas militares, siniestras muñecas vetustas e incluso elefantes, todo ello distorsionado con colores rojos, una de las cosas más sorprendentes de este evento es el hecho de que ninguna de las dos bandas hubieran actuado nunca en España, y así es que tocaron temas clásicos de la historia del synth pop como la canción de 1987 “Moans” en la que Jean Marc con su aspecto de ejecutivo encorbatado terminó de rodillas ante el micro mirando al cielo de la sala, canción esta en la que originalmente tocaba, nada menos que Colin Newman de Wire.

Una velada de ópera hard techno y melodías embriagadoras de synth pop, en la que la banda daba todo de sí, con un Pierre Pauly con pinta de alienígena enfebrecido tocando, profiriendo aullidos, dándose golpes en el pecho y con la camisa puesta del revés tapándose la cara, todo al más puro estilo EBM como el que practican sus compatriotas y activos amigos de Front 242, música de alta tensión la de Parade Ground que te mantenía en estado de alerta con esos sonidos de sirenas de fondo; aparecieron temas de la época dorada de Parade Ground y también por qué no decirlo, del sintetizador, como “Strange Angels”, canciones que te elevaban con melodías preciosistas de una época que se nos antoja más entrañable, con un Pierre Pauly señalando a su hermano mientras que con la otra mano tecleaba a alta velocidad.

Tras sus canciones pegadizas y celestiales de una época adolescente llena de Fe como el hit de “Golden Rush” y con unas luces confundentes tocaron un par de bonus tracks con unas bellas imágenes en las que se veían las manecillas de relojes girando a gran velocidad al ritmo de unas bailarinas vistas desde abajo y que al separar sus piernas bailando semejaban flores.

Tras estos héroes de los 80, vimos un concierto de una banda que se remonta al año 1979, siendo la banda más importante (y la primera) de EBM industrial de Italia, no fueron otros más que Pankow, todo un icono de la cultura popular con sus letras cirílicas y sus símbolos industriales.

Pankow, uno de los mayores representantes del techno industrial hicieron un repaso efectivo a su discografía con uno de los múltiples vocalistas que ha tenido la banda, en este caso estaría cantando Bram Declercq que ya lleva en la banda desde el año 2009, debe ser difícil un casting para cantar en Pankow ya que tienen canciones en inglés, alemán e italiano a partes iguales e incluso en latín, al cantante le acompañaban dos de sus miembros fundadores fm (Maurizio Fasolo), con teclados, ordenadores y aparatos varios y Enzo Regi, miembro desde 1995 que también manejaba ordenadores.

Cercanos al darkbody y con una voz más laibachiana que la banda anterior, fueron desfilando temas como “Brucia Europa Brucia” o “Logophobia” donde en la pantalla  audiovisual que estaba de fondo en el escenario iban figurando todo el catálogo de fobias humanas, imágenes misteriosas de vecindarios desiertos y otras, iban decorando temas como los que produjo Adrian Sherwood, uno de los remezcladores y productores más importantes en los 80 y 90’s con temas producidos por el inglés como “Sickness Takin’ Over”, seguimos así con temas incendiarios de estos bolcheviques industriales trasladados por los tiempos a movimientos como Anonymous con temas como el dedicado al movimiento “Blockupy”.

Otra temática de Pankow es la dedicada al sexo duro y al alcohol duro, así que temas como una de sus primeras composiciones “Das Wodkachaos”, “Me and My Ding Dong” o “Almost Cut My Dick” no tardaron en presentarse, o como el tema de sumisión y anti sumisión “Don’t” en el que pusieron su videoclip de chicas electrovampíricas de fondo.

Tocaron otro de sus clásicos “Gimme More” con ese ritmo traqueteante y machacón que infecta rítmicamente el cerebro, otras imágenes hipnotizantes que veíamos en pantalla fueron desde extrañas secuencias en las que se veían unas tinturas sanguinolentas con manos de fondo o imágenes de torturas falsas (por suerte) como en el tema “Extreme”, otro tema de la época ochentera, este dedicado al arte y la locura  fue “Kunst Und Wahnsinn”, el último bis fue una versión de la banda germano-española DAF, y su clásico “Der Mussolini” que hizo las delicias del público que terminó bailando pogo, con algún entusiasta incluido que se terminó subiendo al escenario.

Texto: Sebensuí A. Sánchez

Foto: Ana E. Sánchez

Sebensuí A. Sánchez

Khaös de Mago, poeta palabrista, filósofo imberbe, melómano colector desde que tenía 10 años. Ya daba patadas antes de salir a la luz, le contaba su madre, cuando en casa se ponía el “The Dark Side of The Moon”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies