Trajano! (MadTown Days by Jim Beam)

Jueves 5 de octubre, 21:30h | Sala El Sol (Madrid)

 

Trajano gobernó el Imperio Romano desde XCVIII hasta su muerte en CXVII, convirtiéndose en el primer emperador romano de origen hispánico que llegaba a ostentar tal honor. Su figura se recuerda en la historia como la de un líder que iba más allá del ámbito político, un gran estratega en materia militar, siendo bajo su mandato donde el Imperio gozó de la mayor expansión territorial y cultural de toda su historia. A pesar del estereotipo que podamos acuñarle por su faceta belicista, lo cierto es que otra de sus grandes pasiones era el arte, y más concretamente, la arquitectura y la perversión sexual. 

No fue un emperador al uso, del mismo modo que los protagonistas de esta crónica tampoco lo son. Trajano! – cuyo nombre no es casualidad – tampoco son prototipos o abanderados de ninguna gran corriente de moda, su sonido no tiene un equivalente coetáneo al que aferrarse a nivel nacional como para poder hablar de una nueva ola de grupos que comparten un mismo estilo sonoro. Pero lo cierto es que su propuesta musical, que ellos mismos definen como “art rock” – una etiqueta que dice mucho más del grupo y de la forma de abordar su obra que de la música que hace – en algún momento en el pasado bebieron de una longeva tradición de influencias y artistas cuyo legado es infinito: bandas como Golpes Bajos o Parálisis Permanente en el ámbito estatal son claros ejemplos. 

El pasado jueves en la Sala El Sol asistimos a una nueva puesta en escena de esta banda afincada en Madrid. El evento, que forma parte del ciclo de conciertos MadTown Days by Jim Beam logró convocar a cerca de 200 personas en una de las salas más míticas de la capital del Reino, uno de esos rinconcitos donde se tiene el privilegio de disfrutar de un concierto a pie de escenario, donde se respira actitud y sudor a partes iguales. 

Después de disfrutar de una charla previa con los miembros de la banda, en donde pudimos compartir experiencias, preguntarles acerca de los inicios de Trajano! y que Lois, el vocalista del grupo, nos desmitificase los encantos de tocar borracho, el show arrancaba a las 22:20h de la noche. Como no podía ser de otra forma, Lobos fue el corte que dio el pistoletazo de salida a una actuación que se alargó durante una hora. Desde que se publicó su último trabajo, titulado “Álgebra Opuesta”,  los conciertos de la banda siempre se inician de la misma forma con uno de los temas más oscuros del disco: “Eres el mal, eres la tempestad / Vienes desnuda de otro lugar, Tú déjame arder, tú vigila mi espalda / Cuidas del estado mayor y del rey / Me encontrarás muerto antes o después / Muestras las cartas sin saber por qué”

A Lobos le siguieron Afilador y su letra con infinitas referencias al desamor y las relaciones de pareja, y Apártate, un clásico ya de la banda que formaba parte del EP “Ícaro”, publicado en 2015. Aquellos que habíamos asistido al anterior show que el grupo había dado en esa misma sala, allá por el mes de abril, pudimos comprobar como se ha pulido bastante la interpretación de los nuevos temas y que la voz de Lois está con mucho más vigor y energía que entonces, un factor que se explicitó claramente en En Déjame Entrar, donde el público de las primeras filas parecía quedar embobado al ritmo de los riffs de guitarra y los llantos y súplicas que parecían más propios de un ritual de alguna secta underground, no institucionalizada, pero sin pederastas, que de un concierto de rock.

Si hay una canción en todo el repertorio de Trajano! que nos invita a pegar unos bailes arrítmicos y siniestros es El Último Hombre del Mundo, uno de los himnos populares del grupo que vio la luz en 2014 en el LP “Antropología”. Es inevitable evitar referencias sonoras a Manchester y Joy Division. Le siguieron otros temas de sus inicios, como Mono y Carrie, ambos pertenecientes a su EP “Terror en el Planetario”, a través de los cuales descubrimos la vertiente más cruda y adolescente del grupo, también disfrutamos de Ícaro, que no puede sonar más británico y que nos puede recordar a propuestas como la de The Horrors.

En el tramo final del concierto interpretaron algunos de los temas más aclamados de su último trabajo, como aquella que da nombre al disco, la juguetona Álgebra Opuesta, o la oscura plegaria  de Ave Negra, donde la voz barítono del cantante alcanza sus cotas más elevadas. La madurez o consolidación de una banda muchas veces se marca en función de su capacidad para confeccionar nuevas obras de suficiente calidad como para no recurrir constantemente a sus éxitos irreflutables de los primeros tiempos constantemente en todos sus setlists. En este sentido, Trajano! ha aparcado Las Nieves del Kilimangaro o Iker Jiménez en favor de otros mucho menos sobados como la pegadiza Árpád descansa o Góngora.

Como broche final pudimos disfrutar de 155, de corte más indie-rock convencional pero con un final apoteósico con saxo incluido, que siempre es bien recibida por parte de su público más fiel a pesar de que ni mucho menos se trate de uno de sus cortes más brillantes o mejor representativos de la identidad sonora de Trajano!.

Texto: Brais Iglesias Castro

Fotos: Luis Cordova

Brais Iglesias Castro

Director de Madafackismo Underground. Agitador online al ritmo de Tame Impala, Spacemen 3 y Pink Floyd. Ferviente defensor de las divas pop. Dua Lipa o barbarie. No me gusta la turra folkie.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies