La Creación de Haydn, por La Fura dels Baus (Auditorio San Lorenzo del Escorial)

Domingo 1 de julio, 19:00 horas

Lugar: Teatro Auditorio San Lorenzo El Escorial

 

Dentro del Festival de Verano que organiza  el Teatro Auditorio San Lorenzo El Escorial  en un marco de belleza incomparable y con unas amplias vistas alrededor asistimos a la representación de la compañía catalana La Fura dels Baus, probablemente la compañía más transgresora de la historia de las artes escénicas españolas, quizá y con toda certeza, por ello nos quedamos algo fríos ante lo que prometía ser otra de sus puestas en escena avant garde de inspiración libre que tan famosos les ha hecho, y con la que han alcanzado así un prestigio, incluso internacional, pero nos encontramos con lo que en el fondo no dejó de ser una boutade para un público pequeño y alto burgués, jubilado, y para aficionados de la música clásica, entre otros.

Con el bello trasfondo de “La Creación” del compositor alemán – romántico Franz Joseph Haydn se ejecutó la obra que siguió a pie juntillas la obra del creador alemán, eliminando así todo acto de rebeldía, imaginación y libertad que siempre se había conformado como marca de la casa de la compañía de teatro La Fura dels Baus, acompañados por una soprano que hacía de Eva, un barítono que hacía de Adán y Rafael, y un tenor haciendo del ángel Uriel, ángel este que solo aparece en los textos apócrifos y cabalísticos y es considerado el ángel de la luz de las estrellas.

La obra que se centró en el libretto de Haydn, se fue realizando de forma religiosa, con cada una de las representaciones del Génesis que hiciera el compositor alemán allá por el siglo XVIII, salmos del Antiguo Testamento en alemán y los extractos más naif del Paraíso Perdido de John Milton; los elementos característicos de La Fura sólo pudimos apreciarlos por sus cubetas de agua gigantes en grandes soportes de hierro, grúas que les llevan acompañando desde 1987 cuando estrenaran su primera obra “Suz”, y algunos elementos lumínicos; me gustaría suscribir que si hubiera sido un ejercicio de otra compañía teatral hubiera sido normal considerarla como una buena actualización de la obra de Haydn en el siglo XXI, moderna y efectiva.

Hubieron otros elementos metidos por los pelos pero con un buen trasfondo y con un mensaje final sobre el periplo místico del hombre que dejaba buen sabor de boca, elementos como el de los emigrantes que solo abriendo la imaginación podíamos de forma análoga comparar con el exilio del Paraíso al que nos condena Dios, y la intentona del ADN en la que se nos quería comparar al hombre como un microcosmos de Dios, ya que Haydn con esta obra rompía el esquema de insignificancia del hombre ante la obra de Dios como fue la tónica siniestra de toda la Edad Media, haciendo co-partícipe al hombre con la obra magna de Dios, esperemos que el componente de la emigración ablandase el corazón de los burgueses rubicundos que asistieron a esa obra esa plácida tarde de domingo en el que España perdía el Mundial frente a Rusia, al fin y al cabo el precio abusivo de la entrada (entre 60 y 80 euros) ya apuntaba maneras al tipo de público al que iba dirigido, no habían góticos – industriales, y apenas se podía ver tímidamente a algún cultureta que no fuera de derechas y llevara un polo Lacoste.

Ingenioso fue el trenzado de ADN que hicieron para dar de beber agua a un emigrante moribundo, ¿Pero qué tenía que ver con la obra el emigrante y el ADN?, un misterio pues al tratarse de una obra tan racional, los elementos discordantes quedaban aún más lejos de toda realidad y coherencia. Si a ello sumamos el uso continuo de tablets por parte del coro, no dejaba de ser más que un uso de una tecnología rozando lo vanidoso y chabacano, habíamos ido a ver un espectáculo de La Fura, y nos encontramos en un ceremonioso concierto de música clásica con ínfulas modernas.

Una obra con muy buenas intenciones en la que aún quedaba algo de lo que debe ser su arte y de lo que era su arte, hacer sufrir al público un proceso de transformación espiritual y mental, y como buen cuento de navidad, procurar cambiar las cosas y hasta el propio mundo saliendo de la mentira materialista y los egos crueles a los que nos someten desde que nacemos, con frases en inglés en pantalla como “La elección a través de las posibilidades nos lleva a la libertad pero sin identidad no hay posibilidades” o “Las posibilidades son identidades concretas” o ”Durante el viaje el filósofo encuentra a la chica que le indica el camino donde ir, ir al pasado para formar el futuro e ir en el tiempo y el espacio hacia el infinito”.

Texto: Sebensuí A. Sánchez

Fotos: Marie Guilloux

Sebensuí A. Sánchez

Khaös de Mago, poeta palabrista, filósofo imberbe, melómano colector desde que tenía 10 años. Ya daba patadas antes de salir a la luz, le contaba su madre, cuando en casa se ponía el “The Dark Side of The Moon”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies