Eric Clapton | Las Lecciones de Mano Lenta

Pocos músicos pueden decir que han triunfado en dos bandas y más aún en su carrera en solitario, muy pocos han conocido el infierno y han logrado sobreponerse a adicciones y tragedias saliendo victoriosos. Admirado y alabado tanto por el mainstream como cualquier guitar hero underground que se precie, nuestro rockstar de hoy ha sabido conjugar a la perfección su maestría tocando de forma sublime la guitarra con su amor por la música blues rock. Miembro de honor tanto con los Yardbirds y Cream como en solitario del salón de la fama del Rock, un mitazo absoluto nos acompaña hoy en el Madafackismo… SIR “GOD” ERIC CLAPTON, OF COURSE!!

Nacido en Inglaterra en 1945, entró a formar parte de The Yardbirds en 1963 ya como guitarra principal y asombrando a la escena british con su maestría tocando clásicos del blues en el disco Five Live Yardbirds (1964), aunque el acercamiento del grupo a sonidos más comerciales y poperos hicieron que Clapton renegara de ellos y se uniera a John Mayall un año después, cuando ya era conocido con su inmortal mote de slowhand (mano lenta) por su incipiente círculo de admiradores. Habitualmente tocaba con la mítica Stratocaster, cambiándola en esa época por otra de las grandes firmas en materia de guitarras, Gibson Les Paul.

En esa época su fama de excelso guitarrista ya era reconocida en todo el circuito de los clubs ingleses y sus fervientes seguidores, uno de los cuales hizo un grafitti en una estación del metro de Londres que se hizo célebre: la frase rezaba Clapton is God, y fue inmortalizada por un fotógrafo mientras un perro meaba en la pared…

En 1966 Eric abandonó la banda para formar parte de uno de los primeros supergrupos de la historia junto a Jack Bruce y Ginger Baker, los legendarios Cream, donde se consagrará definitivamente como compositor, cantante y guitarrista top. El grupo basaba su éxito en largas e improvisadas jam sessions donde destacaba sobremanera el talento a las cuerdas de Clapton, solo igualado en esa época por un innovador y efervescente Hendrix.

La primera vista de Cream a USA fue un absoluto hallazgo, grabando allí en 1967 Disraeli Gears con temas como Tales Of Brave Ulysses o su excepcional himno Sunshine Of Your Love, gracias al cual fueron un clamoroso bombazo de ventas y público en ambos continentes como ni remotamente habían logrado con su anterior Fresh Cream. Un año después la superbanda comienza su adiós debido al agotamiento de las giras y los problemas de audición de Clapton debido al excesivo volumen de sus conciertos… aún así graban Wheels Of Fire y Goodbye (1969), participando el ex Beatle George Harrison en la creación de este último. La traca final fueron dos gloriosas actuaciones en el Royal Albert Hall grabadas por la BBC y editadas posteriormente con el nombre de Farewell Concert, epílogo del corto reinado del trío de virtuosos.

Tras el breve experimento de otra superbanda con su ex compañero Baker, Steve Winwood y otros grandes músicos llamada Blind Faith, Clapton lanza en 1970 su primer álbum en solitario llamado de forma homónima. Satisfecho con la experiencia crea su propia banda, Derek And the Dominos, parte esencial en la carrera de Mano Lenta por su celebérrimo single Layla y su curiosa historia: debido a su amistad con Harrison, Clapton conoció a Pattie (mujer del ex Beatle de la cual se enamoró perdidamente) y tras leer el poema Layla y Majnun de un poeta persa que relataba el amor imposible de un joven con una mujer casada la letra surgió sola…

Posteriormente la banda giró de forma efectiva por los States, el disco In Concert plasma los grandes momentos de buen blues rock de la gira a pesar de que los devaneos con el alcohol y las drogas no presagiaban nada bueno. La catarsis se confirmó poco después y Clapton comienza la década de los 70 en solitario y con una caótica vida personal,durando su adicción a la heroína hasta 1973. En 1974 ya con Pattie a su lado graba un disco que contiene la popular versión del clásico de Marley I Shot The Sheriff, sencillo que por primera vez en su carrera ocuparía el número 1 en Estados Unidos.

Su siguiente exitazo llegaría con Slowhand en 1977, disco que contiene dos de los mayores logros en la carrera de God como son la preciosa Wonderful Tonight (dedicada también a Pattie) y la hipnótica Cocaine de JJ Cale, piezas esenciales en las posteriores giras del imperial guitarrista. Los ochenta comienzan con un doble en directo en Japón, duetos magistrales junto a Jeff Beck y un colapso que casi le causa la muerte debido a su histórico alcoholismo, aunque en 1983 resurge de sus cenizas con Money and Cigarrettes cuyo título representaba lo único que mantendría en un futuro según el propio Clapton.

Para despedir los tumultuosos ochentas publica uno de sus mejores discos, Journeyman, compendió brillante de sonidos jazz-blues fundamentalmente y que coincide con la separación por continuas infidelidades con su ex sueño amoroso Pattie. Aunque parezca imposible los noventa arrancan de forma más dramática aún, muriendo su colega Stevie Ray Vaughan en un accidente de helicóptero y meses después su hijo Connor muere al caer de un piso 53 desde un rascacielos de Manhattan. En 1992 llega el gran homenaje a su hijo con el tema Tears On Heaven de su disco Unplugged, recibiendo seis grammys entre ellos mejor álbum y mejor canción.

Su etapa posterior está plagada de colaboraciones y tributos a sus referentes,y aunque sigue siendo uno de los grandes obviamente su legado es mucho más fértil y brillante que la etapa de su “madurez” más cercana al intimismo y lo comercial.

INMORTAL MADAFACKA, GOD CLAPTON!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies