U2 | Y Bono conquistó el planeta …

A finales de los 70, cuatro jóvenes que tocaban inicialmente versiones de los Beach Boys y los Stones empezaban a llamar la atención de la pintoresca y orgullosa Irlanda con su rock fresco y unas letras que combinaban la denuncia social y las relaciones personales. Tras unos años de relativo éxito comercial y creciente interés de las discográficas en la banda afincada en Dublín, un extraordinario álbum, creado en 1986 con el icónico árbol de portada, les encumbró mundialmente y convirtieron al singular Bono y sus compinches en referentes absolutos del rock de masas, los grandes madafackas U2!!

Aunque siempre se ha asegurado que el nombre proviene de un avión llamado Lockheed U2 abatido por los rusos el día del nacimiento de Bono, ellos mismos se encargaron de desmentirlo en su libro autobiográfico, asegurando que fue un nombre provisional que, debido al éxito del grupo y su buena acogida, acabó siendo definitivo. Larry Mullen JR (batería), Dave Evans “The Edge” (guitarra), Adam Clayton (bajista) y Paul David Henson “Bono” (cantante) se convirtieron en 1976 en la formación definitiva de la banda tras varios nombres y diferentes músicos, basando su estilo en un post punk típico de la época que progresivamente iría virando al rock más clásico, pop-electrónico e incluso matices gospel y blues.

La época imberbe de U2

Tras ganar un concurso en su último año de instituto, U2 publican su primer trabajo a finales de 1980 con el nombre Boy, llamando la atención la seguridad de Bono y sobretodo el llamativo toque guitarrero de un ecléctico The Edge, que empezaban a dar forma a un estilo innovador con letras combativas y alusivas a la realidad que vivía su país, teniendo en I Will Follow su single más exitoso. Después de sus primeros pinitos girando, la banda arriesga en 1981 con su segundo trabajo, October, considerado por los críticos como el más flojo de la banda y con temas basados en la religión y la espiritualidad con su brillante temazo Gloria destacando por encima del nivel del disco y que junto a la propia October es de las pocas que sobreviven en sus directos.

A pesar del poco éxito y retroceso en su popularidad, War en 1983 relanza la carrera de la banda irlandesa, más centrada en los mensajes políticos y que contiene dos de los más aclamados e inmortales temas de Bono & cía como son Sunday Bloody Sunday y New Year´s Day, además de brillantes cortes como 40 que hacen del disco un trabajo mucho más complejo y oscuro que los anteriores. War subió como la espuma en los charts y conquistó a miles de seguidores incondicionales para una banda que durante la gira del War Tour grabó el magnífico directo Under A Blood Red Sky, entrando en lo más alto de las listas directamente y convirtiéndose en el directo de mayor éxito del Reino Unido.

Aprovechando la ola buena, aparece The Unforgettable Fire (1984), cambiando a registros más melódicos el grupo y apoyándose más en los sonidos rítmicos de The Edge y Clayton, entrando directamente en el número uno británico gracias a su bellísimo homenaje a Luther King con Pride (In The Name Of Love) además de otros temas célebres como Bad donde critican duramente las drogas. La gira posterior les hizo aún más grandes y arrasaron en su actuación en el Live Aid, aunque nada comparable con lo sucedería en la primavera de 1987 con la grabación de su Santo Grial totémico, el disco que les convertiría en ídolos mundiales y con el cual el mesiánico Bono Vox empezaría su ascensión a los altares de cantantes más influyentes del planeta.

Pues sí queridos madafackas, The Joshua Tree es considerado unánimemente como una obra maestra de los chicos irlandeses y su primer número uno en el siempre complicado mercado americano, donde literalmente se salieron con las excelsas With Or Whitout You y I Still Haven´t Found What I Looking For, amén de otros bombazos del calibre de Where The Streets Have No Name, Red Hilling Mining Town o Bullet The Blue Sky.

Bono ya campaba a sus anchas escénicamente y The Edge ampliaba magistralmente sus registros como se puede disfrutar en el gran Rattle And Hum, documental sobre su gira americana completado con temas nuevos que formarían un doble disco imprescindible donde las nuevas Angel Of Harlem, Love Rescue Me (con Bob Dylan) y When Love Comes To Town junto al maestro BB King refuerzan un sentido homenaje de U2 por las raíces de la música americana. La banda se tomó un merecido descanso de tres años tras giras interminables y agotadoras, volviendo a reinventarse en 1990 con Achtung Baby y su mezcolanza de ritmos electrónicos y bailables del talento de Mysterious Ways o de corte más intimista con la excepcional One.

U2 con el gran BB King

Con su gira Zoo TV Tour empezamos a ver a un Bono más en un papel de líder absoluto que domina perfectamente el escenario con su personaje de The Fly, alter ego que representa la fama y el estrellato que se vio aumentado durante la gira de su Zooropa (1993) con McPhisto, personaje que representa a un diablo que pone en aprietos durante sus actuaciones a celebridades con llamadas en directo. Zooropa representó un giro de tuerca más en sus delirios techno y dance, teniendo sus piezas más logradas en Lemon y Stay. No fue un gran éxito de ventas, aunque consiguieron un Grammy por el mejor álbum alternativo de 1994 y para muchos fans y críticos se cerraba la mejor etapa creativa y exitosa de nuestros madafackas irlandeses.

Adam Clayton junto a su ex novia, la top model Naomi Campbell.

Aunque posteriormente han seguido reinando y cosechando éxitos mundiales, en mi modesta opinión, su declive musical es evidente, a pesar de singles resultones de sus diferentes álbumes como The Sweetest Thing, Beautiful Day, Discotheque o Vertigo, que obviamente están lejos de su extraordinaria primera etapa.

Capítulo aparte merece la controvertida figura del gurú Bono Vox (nombre que adoptó de unos audífonos irlandeses que significaban buena voz), seguramente junto con Sting uno de los músicos más odiados y venerados casi a partes iguales, ya que su exhacerbado mesianismo y sus cada vez más frecuentes proclamas por la paz mundial y el anticapitalismo desde el escenario cargan a mucha gente que ve contradictorio eso con el excesivo amiguismo que tiene con los lideres mundiales y el siempre recurrente sobreprecio de las entradas y merchandising de sus mastodónticas giras, aunque seguramente ésto daría para un interesante debate…

U2 ya son casta

Disfruten, camaradas!!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies