Mick Harvey (Sala Moby Dick, Madrid)

Mick Harvey presents Intoxicated Woman

Martes 28 de Marzo, 21:00h

Sala Moby Dick, Madrid

Organiza: Producciones Ferrara

 

La semana pasada tuvimos a una figura egregia del rock and roll de los últimos 30 años, Mick Harvey, más conocido por ser un guitarrista de la época dorada de Nick Cave & The Bad Seeds, es la sombra providencial que aparece también en los mejores discos de Pj Harvey en los años 90, ha compuesto bandas sonoras, y ha colaborado con bandas como algunas de las más extrañas de la escudería de la 4AD como por ejemplo Cindytalk… además de Anita Lane, Die Haut, Rowland S. Howard….También fue músico en la época destroy de Nick Cave en The Birthday Party….banda de la que algún componente no salió vivo…y también en la banda adolescente de Nick Cave, The Boys Next Door. Y este es sólo un breve curriculum vitae de Mick Harvey, gracias a él, Pj Harvey y Nick Cave tuvieron un idilio amoroso, cosa que es de agradecer pues produjeron la hermosa canción “Henry Lee”.

La verdad que la cara de este señor siempre me había inspirado simpatía, a pesar de la pose de elegancia y malditismo, una foto que vi suya en las redes sociales haciendo una cara en plan Harpo Marx confirmó mis sospechas, y se volvieron a confirmar la noche del pasado martes cuando antes del concierto hubo un problema con las luces, a problem with the lights,dijo y que pareció la escena de los espejos de Groucho, las luces se iban y venían cuando Harvey se daba la vuelta, al final le pusieron unos focos intermitentes y empezó a moverse y a quejarse como si les hicieran daño, se escondía del foco, aparecían luces de colores por todos lados, situación de lo más surrealista, para carcajada de todos los asistentes.

Foto: Cristina Tovar | Madafackismo Underground

Con su chaqueta negra de bordados de cachemir y aspecto de salir de un casino de Texas, Harvey, estuvo muy bien acompañado por unos maduros músicos con aspecto de mafiosos, un teclista de pelo canoso peinado para atrás, como Travolta en Pulp Fiction, con unos enormes sintetizadores que sonaban a veces como órganos de iglesia, un bajista que llevaba el pecho descubierto y zapatos de claqué. Es curioso como todo este universo existiera ya en la música antes de que el cineasta norteamericano lo popularizara. Decía, que venía con un gran equipo de gente, un jovencísimo cuarteto de cuerdas de dos chicos y dos chicas, además de un batería, también con pinta de ser fan de Elvis y una guitarrista al estilo de Jane Birkin, rubia, con una guitarra también rubia. 

Tras el cómico juego de luces, Harvey dijo….Welcome to Moby Dick!!…y empezó ya con un clásico ‘Le poinçonneur des lilas’ (‘The Ticket puncher’) de Serge Gainsbourg, decir que presentaba ‘Intoxicated Woman’ un disco de versiones de Gainsbourg, pero como en todos los buenos conciertos, se centró finalmente en dar un espectáculo rico en músicas que definían su trayectoria, con exotismo y electricidad. De esta canción podemos escuchar una versión de Corcobado, otro pionero en esto del rock amoroso, infernal, intoxicado y con buen gusto.

Foto: Cristina Tovar | Madafackismo Underground

‘Intoxicated Woman’ es la parte final de una serie dedicada al romántico inficionado por excelencia que fue Serge Gainsbourg, bohemio, disoluto, alcohólico, fumador empedernido, romántico, famoso por sus trifulcas etílicas por televisión y mujeriego, que empezó en 1995 con el disco de Harvey ‘Intoxicated Man’, le siguió ‘Pink Elephants’, ‘Delirium Tremens’ y termina ahora este año con este disco como cuarto volumen.

La siguiente canción fue ‘69 erotic year’, en la que soltó los bongoes y tomó la guitarra eléctrica, acompañado de su guitarrista femenina con voz tierna y melodramática. En ‘The Song Of Slurs’ seguía cantando su acompañante vestida de negro impoluto y él se dedicaba a hacer los coros. En el siguiente tema ‘The Song Directly Overhead’ la cosa se volvió más oscura y tensa con su voz narrativa de cuento misterioso. Era el turno ahora de la canción que cantó France Gall en el Festival de Eurovisión de 1965 ‘Poupée de Cire, poupée de son’, la primera canción rápida que ganó Eurovisión y que dice así ‘Soy una muñeca de cera/una muñeca de sonido/ Mi corazón es grabado en mis canciones/Muñeca de cera, muñeca de sonido’. Esta canción fue uno de los éxitos de la noche.

En ‘New York USA’ practicó una música ensoñadora como de otra época, un Nueva York sacado de películas de Hitchcock  con los colores irreales que tanto le gustaban al cineasta inglés, con un exotismo beatnik de bongoes a lo años 50 y dándole patadas a la letra del suelo porque no recordaba la letra, hecho este que se repitió, tenía el escenario lleno de notas, Mr Harvey. Otra canción de lo más curioso de la velada fue ‘Coffee Colour’ con solos de órgano ruidoso como de Frankenstein. Una canción erótica dedicada a su pistola ‘The Barrel Of My 45’ en la que se oía Bang!, Bang!...fue la siguiente.

Foto: Cristina Tovar | Madafackismo Underground

Había un sonido Moog en ‘Deadly Tedium’, por cierto, acaba de fallecer el inventor del Roland a los 87 años, Ikutaro Kakehashi, otro de los grandes inventores de teclados de la historia. En esta canción dedicada al tedio mortal parecía que la cantase Nico con su voz masculina fantasmal cuando se pasó a sonidos más rituales en su segunda época. En el tema ‘Ford Mustang’, seguíamos en los años 60 con Steve Mc Queen, Lee Marvin y dando saltos en un coche por las calles de San Francisco, aquí Mick Harvey se pasó a las teclas mientras la chica cantaba.

Otra de las grandes canciones de la historia de la música popular es sin duda ‘Bonnie & Clyde’ la canción dedicada a dos fugitivos enamorados, canción que interpretaba Gainsbourg con la actriz Brigitte Bardot, la canción de final apoteósico, golpeando con mazas en la batería y las guitarras desatadas, terminó con una gran ovación, como era de esperar. En ‘A Day Like Any Other’ , el sonido guatquero sesentero se respiraba viciadamente en el aire.

Uno de los momentos hilarantes fue cuando Mick Harvey iba haciendo parar a los músicos con el dedo, y otro momento extraño y gracioso es cuando el público gritaba ¡Yo-Yo! en alusión al bajista Yoyo Röhm, Mick Harvey miraba a los músicos y murmuraba como diciendo de ¿Qué coño conocen a este hombre…?.

‘Contact’ una bella canción al estilo de Tindersticks, grave, hermosa…Rompiendo esta delicadeza entonó una canción que hablaba de sex shops, a la que siguió la sublime ‘Je T’Aime… Moi Non Plus’ en alemán ‘Ich Liebe Dich’, canción de 1969 que tanto subió el índice de natalidad,tanto o más como las de Barry White en los 70, canción esta que enfervorizó al público femenino de la primera fila e hizo levantar los móviles por la sala para grabar. Llegó tras esto un momento fuerte de la noche con ‘Initials B.B.’ dedicada a Bardot y donde el cuarteto de violines se lució. Terminó nada menos que con cuatro bises, entre ellos ‘A Violent Poison (Un Poison Violent C’est Ça L’amour) ’, ‘I Envisage’ que a pesar de ser de Gainsbourg era un guante de seda forjado en hierro para Mick Harvey o incluso para los desaparecidos Suicide. Este bloque final de 4 temas fue el momento álgido de todo el concierto.

Foto: Cristina Tovar | Madafackismo Underground

En fin, un concierto donde se mezcló la chanson, la música pasional, el exotismo, el rock más profundo y el buen humor con un músico que lleva desde 1973 reviviendo el rock and roll primigenio con toda la singularidad posible.

 Sebensuí A. Sánchez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies