Peter Doherty – “Hamburg Demonstrations”

Una de las creencias mas bonitas de la vida es que hay cosas que están destinadas a ser. Y si Peter Doherty está destinado a algo es a ser un artista. Esto quedó demostrado allá por 2009 cuando, aunque The Libertines no era más que una sombra del pasado y Pete trataba de sobreponerse a los duros reveses que estaba atravesando su vida, el londinense resurgió de las cenizas con su debut en solitario: “Grace/Wastelands”.

Siete años han pasado de eso y todo ha cambiado, ya que The Libertines se unieron de nuevo y Doherty parece haber encontrado por fin la estabilidad. Quizá este favorable giro de los acontecimientos es lo que ha hecho que “Hamburg Demonstrations”, su nuevo EP (que salió a la luz el pasado 2 de diciembre), tenga un tono diferente al que estábamos acostumbrados en sus otros trabajos, donde hacia referencias a drogas y a sus vaivenes. Con un sonido añejo y personal, este disco es un homenaje. Un homenaje a su íntima Amy Winehouse, a las víctimas de los atentados de París, al arte, al amor y a la ciudad de Hamburgo, con la que el también líder de Babyshambles se quedó fascinado tras su visita este mismo año.

Once canciones componen un trabajo que abre con los punteos de Kolly Kibber, tema donde Doherty se vale una vez mas de referencias a otra de sus artes favoritas, la escritura (cosa que también hace en A Spy in the House) . Le sigue Down for the Outing, quizá uno de los cortes mas personales del disco. Birdcage, cantada junto a Suzie Martin, es una canción de amor que junto a I Don´t Love Anyone (but You´re Not Just Anyone) aportan al álbum el toque romántico que nunca falta en los trabajos del británico. El amor es un pilar muy importante sobre el que se sustenta “Hamburg Demonstrations´´ pero sin duda el corazón de este son los antes mencionados homenajes. Doherty escribió Flags from the Old Regime hace un año en honor a su amiga, la también cantante ya fallecida Amy Winehouse y más tarde decidió honrar también a los caídos en los atentados de la sala Bataclan de París con Hell To Pay at the Gates of Heaven. Y volviendo al tema del amor, nos encontramos The Whole World is Our Playground, una canción cuidada para hablar del que sin duda es el mas grande en la vida de Pete: la música. Completando el disco tenemos Oily Boker, con una estructura brillante que acompañada de la voz del músico nos transportan a la ciudad de Hamburgo. Y por último (y no por ello menos bueno) tenemos She is Far, un tema inédito de The Libertines que tras no ser incluido en trabajos de la banda finalmente quedo para redondear el disco. Muchas veces, no hay mal que por bien no venga. 

Peter Doherty demuestra con este último trabajo que aunque ya no es aquel chico desarrapado de Londres con aire punk sigue siendo un poeta que, al igual que el vino, mejora con el paso del tiempo (siempre que esté en condiciones optimas para ello) y que lo que puede ofrecernos aun es mucho y nosotros sin duda, estaremos encantados de escucharlo. 

Ana Martín Román @_cherrydarling

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies