Kero Kero Bonito – “Bonito Generation”

Escuchar a Kero Kero Bonito es como una inyección de azúcar en vena mientras te llenas la boca de nubes de gominola rosas. ¿Es posible que un grupo con clara influencia J-Pop irrumpa en la escena musical occidental y corone las pistas de baile? Claramente sí.

Kero Kero Bonito, la unión entra la vocalista Sarah Midori Perry y los productores Gus Lobban y Jamie Bulled, vuelve a incitarnos a encender la Gameboy con el estreno de su segundo álbum, Bonito Generation, que se presenta como una evolución natural de Intro Bonito, disco con el que debutaron hace dos años y con el que nos demostraron que canciones con un mix de idiomas, inglés y japonés concretamente, pueden lejos de ser sólo buenas, llegar a ser realmente explosivas. Con esta propuesta innovadora no pasaron inadvertidos, eco de ello se hicieron festivales de la talla del Glastonbury, el NOS o el FIB, quienes no dudaron en invitarlos a sus escenarios.

Si ya demostraron la primavera pasada que en este segundo álbum se avecinaba algo grande tras publicar el videoclip tan divertido como excéntrico de “Lipslap”,  efectivamente superan las expectativas con un sonido más pulido y grandes dosis de synthpop y positivismo.

El disco abre con “Waking Up”, una canción enérgica parecida a un chute de insulina que nos prepara para lo que precede. En “Heard a song” usa su lenguaje habitual, letras simples pero pegadizas y habla de la típica canción que no te puedes sacar la cabeza. Continúa con “Graduation”, la canción más sonada del disco, en la que realiza un guiño al mal funcionamiento del sistema educativo a la vez que derrocha elegancia pop y ritmo eléctrico. También se atreve con la metáfora en “Fish Bowl”, tema en el que habla de la zona de confort del individuo a través de un pez en su pecera.

Con “Big City”, la canción más autobiográfica, Sarah es consciente del buen momento que están viviendo y nos lo cuenta. Seguimos con “Break”, el tema recreo del álbum en la que nos invita a darnos un respiro y a ralentizar el ritmo antes del sprint que es “Lipslap”. Para seguir avanzando en esta carrera escuchamos “Try Me”, tema egocéntrico con la seguridad en uno mismo como trasfondo en el que nos pide ponerla a prueba porque es consciente que puede con todo, y no lo dudamos.

Así llega el momento más “balada” en este cocktail J-pop eléctrico con “Paintbrush” antes de lanzarse a la piscina con “Trampoline”, tema estrella del disco, fuerte y rítmico, con el que es casi imposible contenerse el bailoteo. El álbum acaba con “Picture This”, donde menciona la relación entre las fotos y los recuerdos y con “Hey Parents” simulando una conversación cotidiana con sus padres.

giphy-1

Si eres fan de los videojuegos, si buscas sonidos nuevos o si simplemente el descubrimiento semanal de Spotify de esta semana no te convence, dale una oportunidad a “Bonito Generation” y déjate cautivar por este singular trío londinense.

María Talaverano @Mclaritty

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies