Leonard Cohen – “You Want It Darker”

Una vez alguien dijo que el arte es la más bella forma de convertirse en inmortal. Parece que asegurarse esa inmortalidad es lo que pretende Leonard Cohen con su último disco, You Want It Darker. Al escuchar las canciones del álbum nos encontramos un Cohen que al igual que ya hiciese Bowie con su BlackStar, se despide. Pero como las verdaderas y más puras almas suelen hacer no se despide de cualquier manera. El del fedora dice adiós con un sonido oscuro, pero a su vez melódico y hermoso, acompañando su inconfundible voz de violines y coros femeninos, además de los rasgueos de guitarras y pianos de siempre.

Entre las nueve canciones que contiene el trabajo ya poco queda de las metáforas que incluía en sus canciones sino que lanza claros mensajes, aunque eso sí, con el tono poético al que nos tiene acostumbrados. Y es que Cohen ya no es ese joven que deambulaba por los pasillos del Chelsea Hotel, ahora es un hombre que ya no tiene tiempo para preámbulos.

En el primer tema, que lleva el mismo título que el disco y al que él pone la música declara contundentemente durante los cinco minutos que dura “estoy listo, señor” para después dar paso a otras canciones como Leaving The Table donde se sitúa “fuera de la partida”, preparándonos para su retirada inminente o Treaty donde habla de amores pasados en un tono sereno.  Al amor también le dedica If I Didn´t Have Your Love y On The Level, esta segunda en una dimensión diferente, añorando al seductor que fue en un pasado y todas las noches que lleva a sus espaldas. Y si algo sabemos de Cohen es que en sus espaldas no solo carga con noches de cigarrillos y poesía, también lleva a cuestas la sombra de su adorada Marianne, a la que remite dulcemente en Travelling Night transportándonos a la Grecia donde se conocieron ayudándose del uso de instrumentos de cuerda helenos para ello. Acompañada por coros nos encontramos la letra de It Seemed The Better Way, donde Cohen reflexiona sobre la religión con un tono solemne y un aire espiritual. Para clausurar el disco de una manera brillante nos brinda unos agrios, pero sabios consejos sobre la vida en Steer Your Way, de la que también se encarga de la composición musical y que precede al último tema del trabajo, String Reprise, una canción instrumental en la que repite estrofas de Treaty, enlazando el final del disco con el principio de este cerrando así un círculo perfecto.

Al igual que los discos de la década de los 70’s You Want It Darker es breve, pero las lecciones de amor, madurez, espiritualidad y sabiduría que nos brinda Cohen parece que perduraran por un largo tiempo.

Ana Martín Román 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies