65daysofstatic & Thought Forms (Sala But, Madrid)

Sala But, Madrid

Martes 25 de octubre, 20:30h

 

Entre una luz azul y negra salieron a escena los ingleses Thought Forms, una “forma del pensamiento” es el equivalente occidental a la Tulpa, una entidad creada con la mente. Pues de un publo rural del suroeste venían TF que llevan juntos desde el año 2004, la cantante Charlie, tocaba nada menos que en la Adrian Utley Guitar Orchestra’s, orquesta donde tocaba el guitarra de Pj Harvey, John Parish, entre muchos otros y que se dedica a interpretar la obra “In C” del compositor Terry Riley, considerada la primera obra minimalista. En esta banda formada por el guitarra de Portishead, también toca el otro guitarra y vocalista de TF, Deej Dhariwal.

El concierto empezó con una delicada introducción shoegaze con la voz dulce y seria de Romijn con sabor a indie de los 90, cosa que fue trascendiendo a la instrumentación, con los acompañamientos del guitarra hindú Dhariwal, y con el batería Guy Metclafe, en medio del escenario rompiendo la tercera pared, las luces rojas sobre el escenario junto a los pelos largos de los 3 componentes (vinieron con un bajista de acompañamiento) menos el batería que lo llevaba corto le daban un toque a esta música ruidosa, pesada y psicodélica un cariz de descenso al Hades, mientras movían sus cabezas sin mirar atrás para no convertirse en estatua de sal.

tf2
Thought Forms | Foto: Sebensuí A. Sánchez / Madafackismo Underground

Rasgueos de guitarras, Dhariwal desgañitándose…como unos Sonic Youth haciendo post rock, TF, presentaban su nuevo disco “Songs About Drowning”, y detrás de ellos un ejército de guitarras para lo que estaba al caer, con un afinador de guitarras con luz en la frente. El rock seco, desnudo y auténtico de bandas como Slint o Polvo flotaba en suspensión. Los samplers que manejaba invisiblemente el batería, no le vi tocarlos, en una pantalla que tenía a su lado dejaban un poso de extrañeza con la bella voz de Romijn, que sugería lo contrario.

El siniestro parecido de Charlie Romijn con Rachel Davies quizá haya propiciado que sacaran hace dos años un split, a modo de dopplegänger. Thought Forms dieron intensidad y relajación a partes iguales cuando la voz de Dhariwal se calmaba, colocándote como cuando tomas un hipnótico, tenían que decir gracias pues no sabías si la música siempre continuaría…

tf1
Thought Forms | Foto: Sebensuí A. Sánchez / Madafackismo Underground

Con un staff como si fuera King Crimson, de cinco personas organizando el concierto de 65dos, ordenándolo todo y poniéndolo a punto con eficiencia, tras una larga espera donde oímos una extraña introducción que nos iba poniendo en cuestión, una canción americana en plan Dolly Parton que se quedaba rayada en el número 65 o la canción de Twin Peaks, película, no serie, “Sycamore Trees” cantada por Jimmy Scott, fue el colofón final para que salieran los británicos a la palestra, varios ordenadores, una mesa de samplers con teclados, un piano eléctrico anchísimo, una batería que había hasta que tocarla de pie de la de recovecos percusivos que tenía, Paul Wolinski que tocaba el piano eléctrico de forma convulsiva, en un extremo del escenario,tipo genio loco, a la vez que la guitarra que dejaba colgando en su espalda, un chico completamente espirituoso.

Rob Jones un coloso, de espaldas anchas, sacado de una galera romana, en algún momento dejó la batería para tocar un aparato electrónico que también producía ritmos duros y percutivos. Si se puede definir rápidamente la música de 65, es intensidad emocional arrolladora, con las luces verdes por toda la sala llegó la electrónica, Simon Wright que se encargaba de la electrónica y el bajo, Wolinski guitarra y piano eléctrico, más el aparato de beats en el centro del escenario que tocaba su guitarra principal JoeFro. Y todo ello para hacer un mathrock inclasificable del que ellos mismos anunciaron su declive irónicamente mientras lo renovaban en “The Fall Of Math”.

JoeFro por el poder que le ha sido concedido en manejar la intensidad del sonido en una música que se empeña en representar lo infinito del universo, subía y bajaba los brazos conforme a la energía eléctrica-sonora que se desplegaba. Los instrumentos cambiaron de manos, Simon, dejó la electrónica para pasarse al bajo, y JoeFro tocando la guitarra como una gárgola encaramado sobre su instrumento, revolviéndose en él. Jugando con partes monótonas y tranquilas para pillarte desprevenido y dejarte con un k.o. emocional. Aplastantes ritmos inclasificables, detrás mía recuerdo escuchar….Es una música rara….El piano eléctrico que daba a la música un toque épico por la fuerza que desplegaba la música a la vez que imbuía dramatismo, la música en continua ebullición como una olla a presión que va explotar pero cambia a otro fuego, el piano que se queda solo en el aire, para caer en picado en ese heavynoiserock, Wright apoyando el bajo sobre los altavoces, cosa que hizo en dos ocasiones y tocándolo así, de esa manera algo incómoda.

655
65daysofstatic | Foto: Sebensuí A. Sánchez / Madafackismo Underground

Chisporroteos electrónicos que acaban canciones de una media de 6 minutos con algún tema acompañando el teclado de principio a fin, nos avisaron de que iban a tocar ahora una canción de su nuevo disco que es una banda sonora de un videojuego “No Man’s Sky: Music For An Infinite Universe”, un polémico juego de ciencia ficción en el que se crean mundos generados por procedimientos. Wolinski, como decía, el chico torbellino, no paraba un momento quieto, enloquecido, y Wright tocando el bajo de forma circular. Jones encargándose ahora de la electrónica y JoeFro con las manos hacia el cielo.

Sobre el gigantesco piano de Wolinski, tenía situado un teclado más pequeño con el que tocó sonidos celestiales del kosmische rock contemoráneo, altos en el camino con una distorsión clavada en el aire con la que parecía que íbamos a saltar en pedazos por el universo, pero no, seguíamos terrestres procurando el calor de esta energía. Y en eso que se subió al escenario el guitarrista y vocalista hindú de Thought Forms, Dhariwal, que se pegó hombro con hombro y guitarra con guitarra en un contacto con JoeFro, rozando lo tántrico, Simon Wright lanzó el bajo al suelo con sus explosiones internas, que fue reemplazado al poco por otro bajo, negro esta vez, la gente aullaba a los temas que reconocía.

Con un cambio de luces espectacular en la sala, azules y violetas con el que Wright exclamó un ¡Wau! y sonreía, sonrisa que nos acompañó en todo el concierto, menos en el primer tema que por alguna razón estaba murmurando improperios, sonó una caja de música que puedo identificar como “Aren’t We All Running?”.  Wolinski cambia de instrumento electrónico y Wright empieza a aporrear un goliat que acaba en el suelo y que termina sosteniendo en el aire para que no se caiga en el primer bis. 65Daysofstatic, reflejan a día de hoy el momento actual que está viviendo la música, la vida, el rock instrumental y la electrónica, con una música evolucionada, virtuosa, enérgica, versátil y compleja que integra al cosmos como espiritualidad sin remilgos realizado por una juventud altamente inteligente.

Sebensuí A. Sánchez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies