Depeche Mode | Electrónica y música para masas

Ummm los extraños 80… tiempo de peinados imposibles y ropa hortera y discutible, además de musicalmente pobre excepto en el metal y un complejo estilo denominado “New Wawe”, legado post punk que incluía a grupos basados en la electrónica sobretodo como Erasure, China Crisis, OMD, Soft Cell y fundamentalmente The Cure y los hoy recordados Depeche Mode.

Considerados como tecno-pop hasta su espléndido Violator, el grupo se llamó inicialmente Consequence Of Sound hasta que la formación escuchó bordar Heroes de Bowie a un imberbe Gahan en un estudio cercano. Inmediatamente le propusieron ser vocalista y poco después el cantante propuso llamar Depeche Mode a la banda tras ojear una revista de moda con ese nombre.

df32f8088d5a0584dc83067a69d3ebfb
Unos imberbes Depeche Mode en 1981

Pioneros en la utilización de samplers, sintetizadores y videoclips elaborados, Depeche recaía fundamentalmente en el genio creativo de Martin Gore, la presencia escénica de Dave Gahan (durante años fue una rara avis en la música pop-rock al ser únicamente cantante) y un sonido suave y bailable que tras unos inicios discretos con Just Can´t Get Enough como single de referencia pasa en 1983 con su celebrado Everything Counts a un proceso más industrial y áspero, atrayendo a un público mas elitista y gótico. Ese mismo año sale su disco Construction Time Again, confirmación de una evolución hacia sonidos más complejos y letras más sociales y reivindicativas, teniendo su himno People Are People como temazo clave y representativo. Con ese inercia más potente  y agresiva dejan atrás la adolescencia y conquistan a los medios, además de atraer muchos más fans que acogieron entusiasmados su siguiente trabajo en 1986, Black Celebration, que consiguió su mayor éxito en las listas con su sencillo Stripped y preludio del bombazo que encumbraría a los cuatro ingleses al estrellato y reconocimiento popular con su espléndido Music For The Masses.

Hablamos ya de palabras mayores con este álbum, amigos madafackas, ya que además de su consagración mundial con grandes temas clásicos como Strangelove y Never Let Me Down Again, el grupo se embarca en una gran gira mundial de 101 conciertos que desemboca en un imperial disco en directo que les consagra como tótems absolutos del rock electrónico y al que llaman 101 como guiño al número de conciertos de su exitoso tour. El doble álbum recoge de manera brutal su calidad y complejo estilo, tocando de forma magistral la lista de las ya exitosas y coreadas canciones y confirmando la categoría de cantante top del señor Gahan. Con el exitazo mundial el mercado americano se abrió de par en par y la banda adopta una actitud menos oscura y más provocadora y sexy, llegando la época de los excesos que tanto daño harían poco después a Dave especialmente.

Depeche-Mode.101.In-edit-2010
Depeche Mode en la gira 101

La caja de Pandora se abrió definitivamente con la publicación de su excelso Violator en 1990, obra maestra absoluta de Depeche Mode y referencia para multitud de personas gracias a un sonido elegante y más áspero, con aparición de guitarras y temas ya inmortales como Personal Jesus, Enjoy The Silence, Policy Of Truth o la sombría Clean. Dave Gahan es una starsystem ya y totalmente enganchado a las drogas decide irse a vivir a California, creando múltiples tensiones en el grupo y sorprendiendo con el material cercano al grunge que facturan en 1993, Songs Of Faith And Devotion.

Aún así se convierte en uno de los discos más vendidos de Gahan y cía, que a continuación se convierten en trío por la deserción de Alan Wilder, harto del ambiente viciado y por sentirse minusvalorado ante el evidente dominio de Dave y Gore principalmente. La espiral de degradación del frontman es imparable y en 1995 intenta suicidarse debido a la depresión por su adicción a las drogas y una relación tormentosa y tóxica con la publicista del grupo en los States. Dave Gahan intenta desintoxicarse en los siguientes meses pero con recaídas brutales, una de las cuales le lleva a un paro cardiaco de dos minutos tras una fiesta con Speedball, teniendo su punto de inflexión definitivo en 1997 cuando el gobierno americano le amenaza con no dejarle entrar al país si no se regenera y derrota a su adicción.

Ya rehabilitado, los 2000 vuelven a ver a unos Depeche en forma y arrasando en sus giras mundiales como absolutos dominadores del rock electrónico con algún toque industrial, aunque alejados de sus anteriores y míticas obras maestras. Como curiosidad añadir que la banda es según el libro Guiness la que más versiones han hecho de ella otros grupos en la historia de la música y que su gran tema It´s Not Good refleja la odisea de un ya recuperado Gahan en su calvario de yonki.

Un placer madafackas!!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies