The Police: Bajo el Influjo del Aguijón

Aunque en 1977 la explosión punk era imparable y acaparaba casi toda la escena musical en UK, tres jóvenes enamorados del jazz y el reggae intentaban abrirse paso. Eran tiempos de rabia y mensaje social, mas allá del talento o el virtuosismo que hicieron triunfar a nuestro celebérrimo trío o Dire Straits entre otros pocos elegidos. Gordon Matthew Summer (más conocido por Sting -aguijón-  por un jersey a rayas negras y amarillas que llevaba siempre en esa época) como bajista y cantante, Stewart Copeland de batería y Andy Summers guitarra (sustituto del inicial y limitado Padovani) crearon un sorprendente y fresco “collage” de reggae-rock con toques pop y jazz llamado The Police.

A pesar de que su meteórica y brillante carrera consta de apenas cinco años, la banda ocupa con puesto privilegiado un lugar en los altares del rock debido a sus incontables hits y la maestría y originalidad de sus trabajos, teniendo como icono indiscutible al popular y mediático Sting, personaje clave en el fulgurante éxito del grupo al crear la letra de la vibrante “Roxanne” que abandera su gran álbum de debut en 1978, Outlandos D´Amour.

El mítico tema nace cuando el coche en el que iba el grupo se estropea y Sting acaba dando un paseo por una zona de bellas prostitutas (Roxanne idílicamente es una de ellas), mientras sus compañeros prefieren ir al cine a ver Star Wars. Debido al delicado tema de la canción tarda un año más en triunfar en las listas, pero las frescas composiciones de “So Lonely” o “Can´t Stand Losing You” hacen el resto y su pop-rock con toques de bossa nova empieza a sonar en toda Inglaterra. En 1979, coincidiendo con la publicación de Reggata de Blanc (Reggae para blancos), Sting hace sus pinitos en el cine con la histórica guerra entre rockers y mods llamada Quadrophenia y basada en la opera rock de The Who.

“Message In A Bottle” y “Walking On The Moon” fueron los bombazos de su segundo álbum que catapultaron directamente a la banda en los charts europeos, aunque no fue hasta Zenyattá Mondatta (1980) cuando empezaron a triunfar en los States de forma rotunda. Canciones vibrantes y diferentes como “Don´t Stand So Close To Me” o “De Do Do Do, De Da Da Da” hicieron posible la entrada del trío en el TOP-5 del prestigioso Billboard, suponiendo también el último LP claramente New Wave, ya que tanto Ghost In The Machine (1981) como Synchronicity (1983) se acercan más al sonido pop más clásico.

1401x788-74761676

Muchos de los temas más recordados del trío salen de sus dos últimos álbumes, a pesar de que la lucha de egos y el mal rollo empezaba a aflorar entre ellos debido al excesivo protagonismo del líder Sting, incluso en una de sus giras Copeland llevó una camiseta que ponía odio a Sting… Ironía? Chi lo sa!!

A pesar de todo ese ambiente viciado, en esos años facturaron temas inolvidables como “Invisible Sun”, “Spirits In The Material World” y sobretodo la inmortal y ultraclásica “Every Breath You Take”, su billete definitivo a la inmortalidad y mejor canción compuesta nunca junto a “Satisfaction” según el mitazo Mike Jagger. La gira mundial que les llevó hasta la disolución en 1984 certificó su inmensa fama, actuando en escenarios ante 70.000 personas habitualmente donde Sting y cía daban buena cuenta de un repertorio lleno de frescura y talento que alentó al mítico Aguijón a lanzarse en solitario. Pero aunque ha compuesto buenos temas y comercialmente siempre ha sido correspondido por un público fiel (entre la banda y su carrera en solitario ha vendido más de cien millones de copias) sus más bien aburridos e intimistas discos hacen que echemos de menos el nervio y la brillantez de su etapa con The Police (quizás solo salvaría el solvente Nothing Like The Sun).

police

En el 2007 hubo una reunión puntual de la banda, llegando a girar durante un año por diferentes países y aunque se rumoreó sobre nuevos discos nunca se ha llevado a cabo. Los años posteriores al adiós del grupo nos ha mostrado un Sting muy concienciado en diferentes luchas sociales y un sorprendente giro a la cultura hindú, hecho que probablemente le ha servido para iniciarse, según él, en el morboso mundillo del sexo tántrico, donde llegó a asegurar que podía tener sesiones de horas sin eyacular. Que cansancio y hastío, madafackas!!!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies