Led Zeppelin: La Aristocracia del Rock

Cuando a finales de los 60 se anunció la disolución de los carismáticos Yardbirds (donde tocaron entre otros Jeff Beck y Eric Clapton) poca gente imaginaría que se acercaba el nacimiento de uno de los más talentosos e influyentes grupos de la historia del rock. Así es troncos madafackas, ya que su ex guitarra Jimmy Page reclutó a tres ex compañeros y conocidos llamados John Paul Jones, John “Bonzo” Bonham y Sir Robert Plant, extraordinarios e innovadores músicos que crearon una apabullante locomotora de rock con mayúsculas llamada Led Zeppelin.

Aunque su debut se produce en 1968, no fue hasta un año después cuando los cuatro ingleses dan su nombre a conocer con su extraordinario “Led Zeppelin”, trabajo que obtiene tibias críticas en su país natal pero que se convierte en un absoluto bombazo en los States, situación recurrente a los largo de su excelsa carrera. Debido a ésto la banda decide pasar de hacer promoción de sus trabajos para los medios y televisión de UK, ya que consideran que la prensa local es muy amarilla y poco profesional, volcándose en el mercado americano donde ya empiezan a ser idolatrados.

Gracias a sus actuaciones en USA y el éxito de ventas ese mismo año graban “Led Zeppelin II”, reforzando su vigoroso hard rock con toques blues y músicas étnicas donde demuestran todo su potencial: Plant se confirma como un cantante imperial de voz privilegiada, Page ya es el macho alfa de los riffs guitarreros y el bajista Jones y el baterista Bonham forman una musculosa sección rítmica donde el batería revoluciona su protagonismo al tocar de forma seca y más dura de lo habitual, mezclando los ritmos con bongos e incluso las palmas de las manos hasta llegar a sangrar de su fuerza y roce con los platillos.

En estos dos álbumes de debut encontramos algunas de sus obras más inmortales y legendarias como “Whole Lotta Love”, “Heartbreaker”, la hipnótica versión de “Dazed and Confused”, “Comunication Breakdown” o la excelsa demostración del bestia de Bonzo en Moby Dick. A raíz de estos temazos la banda consigue ser número uno en Inglaterra y USA, desbancando a los mesiánicos Beatles y siendo precursores del sonido más pesado que seguirían después grupos como Black Sabbath o Deep Purple. Sus conciertos cada vez eran más multitudinarios y los Zeppelin dictaban cátedra actuando durante tres horas habitualmente.

Como curiosidad citar que en una visita a Dinamarca tocaron con otro nombre por la prohibición de una descendiente del barón Zeppelin (principal inventor del dirigible), ya que esta buena señora pensaba que no eran dignos de pasear ese nombre por cantar como monitos chilones y no gustarle la mítica portada del aparato ardiendo.

Todo por las chatis
Todo por las chatis

A medida que la fama del grupo crecía, la atención mediática se multiplicaba sobre ellos, siendo criticados por sus nuevos ropajes extravagantes y estridentes además de por sus numerosos escándalos en hoteles por fiestas salvajes con sus incontables groupies:  la más delirante de sus historias se produce al grabar uno de sus discos en una pueblo recóndito al que llevaron a sus amiguitas, una de las cuales acabó en el hospital por una infección en sus partes íntimas debido a la introducción de un pez que anteriormente habían pescado en un río cercano nuestros rockeros preferidos. La chica en cuestión era la preciosa actriz Natalie Wood!!

En 1970 sacan “Led Zeppelin III” y cambian a un registro más acústico e íntimo aunque sin perder calidad, como demuestran joyas míticas como “Immigrant Song2 o “Since I´Ve Been Loving You”. La aceptación del disco no fue la esperada y prácticamente sin descanso surge “Led Zeppelin IV” en 1971, disco cumbre en la historia del grupo y donde encontramos clasicazos del tamaño de “Stairway To Heaven”, “Rock And Roll” y “Black Dog”, casi nada al aparato amiguitos!! Esta obra maestra es la más vendida en la brillantísima carrera de Led Zeppelin y hoy día el cuarto disco más vendido de la historia, aumentando su leyenda la supuesta afirmación de que si se escucha la inmortal Escalera hacia el cielo al revés se escuchan mensajes satánicos que en su época bastante gente dio credibilidad por la admiración que profesaba Page al gurú ocultista Aleister Crowley.

Tras su irregular “House Of The Holy” de 1973, nuestros amados ingleses vuelven a dar en el clavo después de un parón de dos años publicando un doble álbum en 1975 llamado “Physical Graffity”. Considerado por todos como un disco top, su variedad de estilos y mezclas geniales encumbran a los Zeppelin al Olimpo de los más grandes con temas sorprendentes como “Kashmir” o “Boogie With Su”como referentes destacados, volviendo a relanzar al número uno de los charts a Plant y sus colegas.

Inesperadamente, los años posteriores significan el declive del grupo por las adicciones de Bonham y Page y la explosión del movimiento punk, reaccionando con desdén la prensa especializada con sus trabajos “Presence” (1976) y “In Through The Out Door” (1979). Por si fuera poco entre medias muere por una extraña enfermedad un hijo de Robert Plant y la banda comienza a resquebrajarse, haciéndolo por completo con la muerte del gran Bonzo Bonham después de consumir cuarenta vodkas en menos de diez horas según allegados suyos (cosa perfectamente creíble viniendo de alguien que cuando bebía destrozaba hoteles o quería tirarse de un avión en pleno vuelo).

Nuestro batería favorito muere a los 32 años y hoy día sigue siendo un referente para músicos que le veneran públicamente como el ex Nirvana y actual capo de Foo Fighters, Dave Grohl, amén de ser considerado en el top tres de los baterías más influyentes y talentosos del mundillo rock.

Que malotes somos

Con el honesto adiós de la banda tras la desaparición del poderoso Bonham, la leyenda de los Zeppelin se hace cada vez más grande y la escena musical los reconoce como unos visionarios con un talento enorme, idolatrando millones de personas los aullidos geniales de Sir Robert Plant o los acordes gloriosos del señor Page que alcanzaron su culmen en la prodigiosa “Stairway To Heaven”.

Precisamente este mismo año los ingleses han sido noticia por la denuncia por plagio de un músico de su época, que aseguraba que la mítica Escalera hacia el cielo era obra suya. Afortunadamente los jueces han dado la razón a la banda, y como dice el genial Otto de los Simpson cuando el autocar escolar que él conduce cae al mar:

Otto_pwns_marge

QUE VIVA LED ZEPPELIN!!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies