The Ramones: Érase una vez el punk rock

Corría el año 1974 , en los charts americanos triunfaban gente tan diversa como Elton John, Barbra Streisand o los poderosos Lynyrd Skynyrd, pero en un famoso club de Nueva York estaba a punto de gestarse un fenómeno popular que marcaría musicalmente a varias generaciones y  una indiscutible tendencia en la historia moderna de Rock…¡¡The Ramones!!

Pues sí troncos madafackas, a pesar de que el dueño del mítico CGGB pensaba que nadie les haría caso, dejó que actuaran en su conocido local (donde gente como Blondie o Television ya tenían una audiencia fiel) y al final del año ya habían tocado unas 25 veces. Melenudos, con su inconfundible estética de greñas, chupa de cuero, camiseta y bambas, el cuarteto formado por Tommy, Joey, Dee Dee y Johnny popularizaron el estilo Punk rock con su sonido crudo de canciones cortas, rápidas y directas a la yugular, alejadas de los movimientos de moda y deudores de bandas como Stooges, New Yor Dolls y MC5.

Los gustos de los cuatro eran variados, ya que iban desde los Beatles o los Stones hasta los mismisimos Kiss; precisamente el nombre de la banda viene por un homenaje a McCartney, que cuando viajaba se inscribía en los hoteles como Paul Ramone para intentar desviar la atención.

Uno de los principales mitos a desmentir era su parentesco, ya que no tenían relación familiar de ningún tipo entre ellos, pero adoptaron el apellido Ramone para lograr un sello propio e inconfundible al igual que su look, cosa que años más tarde provocó la marcha de Dee Dee harto de esas normas tan férreas, probando fortuna incluso como uno de los primeros raperos blancos(cadenas y ropa ancha inclusive).

Aunque hasta 1976 no grabaron su primer disco, fue a principios del 75 cuando su nombre ya empezaba a sonar en los ambientes de la “Gran Manzana”: Tocaban varias veces por semana en el CGGB clásicos inmortales como su emblema “Blitzkrieg Bop”,”Judy is a punk” o “I wanna be your boyfriend”, logrando una gran aceptación que hizo subir el precio de las entradas y visitas tan populares como Warhol o Lou Reed y grabar una “demo”con 15 temas que enviaron a las discográficas sin éxito. Como anécdota surrealista la Warner Bros les contestó que parecían Led Zeppelin en malo, valientes iluminados mon Dieu!

Gracias a un festival con Talking Heads y Blondie ese mismo verano, la crítica empezó a prestarles atención y un artículo  de “Rolling Stone” supuso su espaldarazo crucial, llamando la atención sus letras nada convencionales y que conectaban con la realidad social de muchos jóvenes desubicados que empezaban a ver como referencias a Joey y cía. Johnny y Dee Dee habían tenido experiencias duras en su adolescencia y conocían lo jodida y complicada que puede ser la vida en los bajos fondos: drogadicción, bandas y delincuencia eran el hábitat natural de muchos jóvenes americanos a mediados de los 70, llegándose a especular con etapas de chapero del propio Dee Dee para pagarse las drogas.

Un punto de inflexión clave en su carrera fue la gira inglesa del verano del 76, ya que allí eran número 1 y fuera de Nueva York su música no acababa de explotar, teniendo problemas incluso para hacer una gira o conciertos en condiciones. UK supuso su Santo Grial particular, cosechando un clamoroso éxito ante 2000 personas en Londres con The Clash y Sex Pistols entre el entusiasmado público, pidiendo el singular Johnny Rotten después conocerlos a pesar de su miedo a que le pegaran, ya que el futuro icono del punk británico creía que de verdad eran una banda peligrosa y callejera.

61_The_Ramones

Con la banda ya asentada los roles quedaron claramente diferenciados, con Tommy(batería) y Dee Dee (bajista)como soporte y en un segundo plano,mientras que Joey (cantante) y Johnny (guitarra) actuaban como líderes contrapuestos del cuarteto: Johnny sorprendentemente era ultraconservador, odiaba a los inmigrantes y veneraba a tipos como Reagan y Nixon, sientiéndose cómodo en su papel de cabronazo y malo que puteaba a Joey, progresista con alma romántica, atormentado e idílico con problemas físicos crónicos, cuadros de trastornos y depresión enormes que cantaba al amor y las relaciones personales

Las enormes diferencias entre ellos se hicieron legendarias al quitarle Johnny la novia al vocalista, que consideraba a su chica el amor de su vida y que hizo que durante casi toda la etapa de los Ramones dejaran de hablarse, hecho que les hace más grandes aún viendo su legado y extraordinaria carrera. La desazón del cantante llegó a tal punto que se asegura que la canción“KKK took my baby away” la compuso en pleno desengaño amoroso, jugando con el “robo” de Johnny de su idolatrada novia.

A la vuelta de UK se encontraron un inesperado problema coincidiendo con su segundo álbum, ya que los medios americanos demonizaron el punk por los desmanes y escándalos de los Sex Pistols, metiendo en el mismo saco a los Ramones y evitando promocionarlos y hablar de su música. Todo ésto supuso enormes problemas para girar por los States, teniendo que tocar en sitios semidesconocidos y alejados de las grandes ciudades, cosa que hizo que muchos chicos de la América profunda y condados pequeños se hicieran auténticos fans de la banda y se convirtieran en incondicionales del característico sonido “Ramone”.

Debido a su éxito en Europa los “tours”europeos se convirtieron en su válvula de escape, los logros y elogios se multiplicaban e incluso grabaron en 1979 su alabado directo “It,s alive” en el Viejo Continente, batiendo su récord de espectadores y suavizando la decepción por la falta de interés masivo en su país natal, aunque tuvieran el revés de ver como Tommy abandonaba la banda, harto de la situación y de las tensiones entre los irreconciliables líderes. El ex batería pasó a la producción y se produjo el aterrizaje de Marky a las baquetas, convirtiéndose en un miembro fijo a partir de su cuarto disco “Road to ruin” cuyo principal single fue la grandiosa“I wanna be sedated”.

Los años siguientes pasaron sin que el grupo obtuviera en USA el reconocimiento que merecía, llegando al punto de contratar para su “End of century” al exitoso productor Phil Spector, convirtiendo la grabación en un caos donde las amenazas y peleas con pistolas al viento estaban al orden del día y que llevó a que Spector solo confiara en Joey (incluso intentó separarle del grupo para que cantara en solitario). A pesar de su complicada gestación el disco se convirtió en el más exitoso de su carrera en América, tocando gracias a él por primera vez en España en 1980 ante un público apasionado que sorprendió por su entrega a la banda.

En 1983 se produjo el segundo gran cambio en la banda, ya que los problemas de alcohol de Marky obligaron a Johnny a echarle y encomendarse a un nuevo batería (Richie), que duraría cuatro años y que después de un intervalo corto con otro inquilino de las baquetas supuso la vuelta de un renacido Marky.

Ya habíamos comentado antes los delirios de rapero del gran Dee Dee y finalmente con la entrada de los 90 abandona el grupo, aunque en los últimos discos apenas había intervenido ya por su apatía y falta de compromiso, quedándose ya hasta el final de los Ramones CJ,un ex marine fan de la banda. Con este nuevo formato los mitos punks entran en una nueva época, siendo constantemente citados por grandes bandas como Pearl Jam, U2 o Metallica que les convierten en idolos absolutos en Latinoamérica, donde 20 años después de su debut consiguen su primer disco de oro, antesala de otro en su país de origen con su “Mondo Bizarro“.

A pesar de su definitivo y abrumador éxito, los Ramones ponen punto a su final a su esplendorosa carrera en 1995 con “Adiós amigos”, disco con unos dinosaurios en portada como metáfora y guiño a que empezaban a considerarse viejos y preferían dejar la música antes de caer físicamente en picado. Tocaron en el festival indie Lollapallooza en Agosto del 96 y poco después cerraron su excelsa carrera en Los Ángeles, más de 2200 conciertos después de  los creadores del inmortal “Hey,Ho.let,s go!!”

En el 2003 salió al mercado un curioso disco de tributo llamado “We’re a happy family”con la colaboración de gente tan dispar como Pearl Jam, Kiss, U2 o Offspring, grupo surgido en los 90 con claras influencias ramonianas al igual que Green Day o Rancid (ambos intervienen en el homenaje también). Para mi gusto en el disco destacan sobretodo las brillantes adaptaciones de Pearl Jam con “I believe in miracles” y Kiss con la vibrante “Rock and roll radio”, decepcionando la fallida versión que hacen U2 de “Beat on the brat”.

Afortunadamente el disco supuso el merecido reconocimiento que la inmortal banda merecía y que quizás no había tenido a lo largo de su extensa carrera, hecho que demuestra la enorme influencia que ha ejercido en multitud de bandas que hoy en día les nombran como referente por su peculiar estilo contundente, fresco y lleno de nervio rockero.Canciones como las ya citadas y otras joyas como “Sheena is a punk rocker”, “Pet Sematary”o sus grandes covers de “Have you ever seen the rain” de los Credeence y “Take it as it comes” de los Doors forman parte ya con letras de oro de la historia con mayúsculas del rock en general y del punk en particular…!

One, two, three, four, madafackassss!!!

Guillermo Caridad

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies