God Save Morrissey

Morrissey nunca ha dejado indiferente a nadie. Narcisista y ególatra o mito e irrepetible solo son algunos de los adjetivos que habitualmente se suelen emplear para describir al protagonista sobre el que vamos a hablar hoy. Aunque ha sido la voz de una de las bandas más representativas de la década de los ochenta y origen de muchos de los sonidos que vinieron después, a lo largo de su trayectoria siempre ha gozado de admiradores y detractores por igual. En lo que parece haber cierto quórum ya es que su figura trasciende más allá de lo estrictamente musical. Una historia que todavía se sigue escribiendo después de 35 años de trayectoria.

World Peace Is None Of Your Bussiness (2014)  ha sido su último trabajo publicado hasta la fecha que enriquece una gran carrera en solitario marcada por los altibajos en cuanto a éxito de crítica y público se refiere. Una carrera discográfica que Morrissey se vio obligado a emprender en solitario tras la disolución de The Smiths y que a continuación vamos a repasar con mucho interés.

En primer lugar, debemos remontarnos al 8 de Septiembre de 1987. Morrissey concede una entrevista en Londres a la revista Les Inrockuptibles, joven publicación francesa que por aquel entonces empezaba a dar sus primeros pasos, y anuncia la separación oficial de The Smiths. The Queen Is Dead había salido hace poco más de un año y la publicación del cuarto disco de estudio de la banda, titulado Strangeways, Here We Come, era inminente. Diferencias musicales irreconciliables entre sus miembros habían provocado la separación de la banda británica más representativa de la década de los ochenta.

Pero lo que parecía un punto y final en el panorama musical para Morrissey se convertiría en un punto y aparte. Desde los inicios de la banda de Manchester, la crítica musical siempre había identificado a Johnny como el artífice del sonido y el verdadero ideólogo en la sombra de The Smiths mientras que su vocalista, Morrissey, el único aporte que supuestamente realizaba era la voz y la fachada: la creación del mito. Con el paso del tiempo y analizando más de treinta años de trayectoria en solitario tanto de uno como de otro podemos afirmar con cierta rotundidad y sin riesgo a equivocarnos que aquella visión estaba muy alejada de la realidad. Es más, solo fue preciso esperar unos pocos meses para poder comprobarlo de primera mano con la publicación del primer álbum en solitario de Morrissey: Viva Hate (1988).

Para su estreno discográfico en solitario, Morrissey reclutó al guitarrista de The Durutti Columm, Vini Reilly, que fue sin duda una pieza clave en el empaque final del disco con esos riffs de guitarra tan característicos que le proporcionaron un sonido que, para muchos (entre los que me incluyo), bien podría ser la continuación lógica del Strangeways, Here We Come de The Smiths. Publicado en marzo de 1988, rápidamente alcanzaría el primer puesto de los charts británicos. Temas como Everyday Is Like Sunday o Suedehead nos muestran al Mozz más melancólico y depresivo, temática muy recurrente en la discografía con The Smiths y que todo parecía indicar que iba a continuar siendo muy importante en sus futuras composiciones en solitario.

This is the coastal town

that they forgot to close down

armageddon – come armageddon!

come, armageddon! come!

Everyday is like sunday

everyday is silent and grey

Everyday Is Like Sunday

Uno de los aspectos sobre el cual siempre ha girado la trayectoria artística de Morrissey ha sido su amor-odio hacia Inglaterra. Desde Margaret Thatcher hasta Tony Blair han sido objeto de crítica y escarnio público por parte del cantante. Prueba de ello fue la inclusión del tema Margaret On The Guillotine en este primer disco en solitario, lo cual le traería muchos problemas a posteriori, provocando una manifiesta antipatía desde diversos medios de comunicación británicos que lo acusaban de traicionar a su patria. Pues bien, si la prensa le criticaba su escaso patriotismo, él recordaba que, en realidad, era irlandés. Steven Patrick Morrissey. Genio y figura.

Facebook Oficial Morrissey 3Su vuelta a los escenarios se produciría con un corto pero intenso show en Wolverhampton el 22 de Diciembre de 1988, en plenas vísperas de Navidad. Además de ser la primera vez que se pudo escuchar en directo el Stop Me If You Think You´ve Heard This One Before de The Smiths, Morrissey presentaría algunas de sus nuevas composiciones: Sister, I´m A Poet (B-Side del single Everyday is Like Sunday), Interesting Drug o la propia Suedehead que desataría el éxtasis de un público entregado desde el primer minuto.

Morrissey siempre ha sido un músico a la vieja usanza. Su producción discográfica había sido muy prolífica y frenética en The Smiths, con la publicación de un álbum cada año y un single cada seis meses. En los primeros años de su travesía en solitario continuaría lanzando singles sueltos entre discos acompañados de B-Sides, costumbre que ha ido perdiendo con los años pero que sobre todo a finales de los ochenta y principio de los noventa nos dejó más de una sorpresa agradable, con varias canciones que muchas veces superaban en calidad a otras incluidas en los discos. Por ejemplo, entre su primer y segundo disco cayeron nada más y nada menos que cinco singles, que posteriormente juntaría en el recopilatorio Bona Drag (1990). Algunas de esas canciones son la espectacular The Last Of The Famous International Playboys y la infravalorada November Spawmed A Monster, temas que no podrían faltar en un TOP-20 de mejores canciones de Mozz.

En 1991 llegaría a las tiendas el segundo disco de Morrissey, bajo el nombre de Kill Uncle (1991). Un trabajo que representaba una cierta ruptura del cantante con su pasado, netamente inferior a Viva Hate, y en cuyo contenido solo podemos destacar Sing Your Life. Un segundo disco en solitario que decepcionó tanto a la crítica como al público y que el mismísimo Morrissey ha considerado el peor trabajo de su carrera.

Solamente hubo que esperar un año para que Morrissey perpetrase su particular vendetta con la publicación de Your Arsenal (1992), álbum que a diferencia de su antecesor, tuvo una gran acogida tanto por la crítica como en número de ventas. Con la incorporación de los guitarristas Alain Whyte y Bozz Boorer en tareas compositivas, Morrissey abriría su espectro sonoro hacia nuevos estilos como el rockabilly. Producido por el ex guitarrista de David Bowie en su etapa glam, Mick Ronson, estamos ante un disco disfrutable de principio a fin, sin temas de relleno y con una coherencia sonora que lo convierten en uno de sus trabajos más completos hasta la fecha. Desde You’re Gonna Need Someone on Your Side, Glamorous Glue o The National Front Disco pasando por Certain People I Know, We Hate It When Our Friends Become Successful, You’re the One for Me, Fatty hasta llegar al último tema del disco, Tomorrow. Un puñetazo encima de la mesa sin lugar a dudas.

Vauxhall and I (1994). Así se llamó el cuarto disco de Morrissey que vió la luz en 1994. Un trabajo excelso, con un sonido mucho más melódico que los anteriores y del que el propio cantante guarda un amargo recuerdo ya que durante la gestación del álbum se produjeron las pérdidas de varias personas con las que Mozz había tenido una relación muy estrecha: el productor Mick Ronson, con el cual había empezado a trabajar desde hacía varios años, su bussiness manager, Nigel Thomas, y el director Tim Broad. Con su banda, comandada por Boz Boorer, Mozz se encerraría en una mansión de la época Tudor, en Hook End Manor (South Oxfordshire), para trabajar a las órdenes de Steve Lillywhite (U2, Siouxsie And The Banshees, Peter Gabriel, Simple Minds y un montón de glorias del rock internacional), un viejo conocido con el que ya había trabajado en 1986 en la remezcla del single Ask de The Smiths.

Facebook Oficial Morrissey 4Se trata del disco más solemne de toda su discografía. Destacamos los siguientes temas: Now My Heart Is Full, una declaración de amor sincera que abre el disco de manera magistral. The More You Ignore Me, The Closer I Get, un éxito de ventas y una verdadera declaración de intenciones del propio artista, una canción de amor no correspondido, tema recurrente en el cancionero de Mozz, pero que no cesa en su empeño y nos desprende al final con un optimismo que pocas veces hace acto de presencia en sus composiciones y del cual es imposible no quedarse prendado desde los primeros acordes. Y para finalizar, una de esas joyas imprescindibles no tan conocidas en la discografía de un artista y que rara vez suele incluir en los setlist de sus conciertos: Why Don’t You Find Out For Yourself. Esa primera frase los días más cuerdos son locos, es simplemente genial.

Sin duda, parece un álbum casi redondo, ya que atesora un buen ramillete de canciones. Y digo casi, porque en él nos encontramos con dos temas que sinceramente no dignifican en absoluto al resto y que aparecen en la cara B del disco: Lifeguard Sleeping, Girl Drowning y Used to Be a Sweet Boy. No los escuchéis, os ahorraréis un disgusto.

Tras el éxito rotundo de su cuarto álbum de estudio Morrissey volvió a recurrir al formato single como forma de dar salida a sus nuevas composiciones. De esta época data la colaboración de Siouxsie en Interlude o la recuperación de la descartada Sunny, una agridulce pieza muy del estilo de otros singles publicados a comienzos de los noventa como Ouija Board Ouija Board. Todos estos singles fueron publicados de manera conjunta en el recopilatorio World Of Morrissey (1995), publicado prácticamente a la par que su quinto álbum de estudio titulado Southpaw Grammar (1995), trabajo que no consiguió estar a la altura ni de Your Arsenal ni de Vauxhall and I. Decepcionante.

En 1997 saldría a la luz el injustamente tratado Maladjusted (1997). A pesar de haber sido un también un auténtico fracaso de ventas, contiene algunos temas que todavía perduran en nuestra memoria, como Maladjusted, canción que abre el disco y deja entrever  una cierta madurez en el sonido de Morrissey, una joyita titulada Alma Matters y la melodramática Trouble Loves Me. Para promocionar dicho álbum, Morrissey se embarcaría en su mayor gira hasta ese momento visitando por primera vez en su carrera destinos donde había sido muy demandado desde hacía mucho tiempo como Latinoamérica. Después de la gira de conciertos y recorrerse medio planeta, llegarían siete años en las tinieblas fruto del estancamiento creativo del propio artista y de la ausencia de un contrato discográfico.

La historia de Morrissey siempre ha estado coqueteando entre la tragedia y la brillantez. Si hacía apenas tres años parecía acariciar el Olimpo con su álbum más completo, tras la publicación de Maladjusted (1997), en plena época de apogeo del BritPop en las Islas Británicas con bandas como Oasis, Blur, Suede o Pulp dominando el panorama musical y muchas otras nuevas emergiendo como Ocean Colour Scene, Supergrass o Manic Street Preachers,  Morrissey se sentía desubicado.  Si a esto le sumamos una encarnizada contienda judicial con su ex compañero de banda, Mike Joyce, y varias polémicas generadas por unas declaraciones suyas que fueron recogidas en prensa, nos encontramos ante el punto más bajo de la carrera de Morrissey.

No obstante, con el nuevo milenio volverían a alzarse voces que reivindicaban su legado, una de las más célebres sería Noel Gallagher, alma matter de Oasis, que siempre había manifestado sentir una profunda admiración tanto por el propio Morrissey como por su ex compañero de banda, Johnny Marr. Así pues, Mozz no tuvo más remedio que ponerse manos a la obra para un regreso más que esperado. You Are The Quarry (2004) es un álbum excelente, combativo y ácido a partes iguales que se convirtió rápidamente en su mayor éxito de ventas, logrando colocar al cantante de nuevo en el primer plano del panorama musical y que contiene uno de sus grandes hits por antonomasia: First Of The Gang To Die. Un single que reúne todos los requisitos imprescindibles para convertirse en un himno: melodías contundentes, estribillos pegadizos y una puesta en escena que mejora incluso las prestaciones de la versión en estudio. En este tema Morrissey rescata una figura por la cual profesa una profunda admiración: el gangster.

En You Are The Quarry nos encontramos de todo. El disco, producido por Jerry Finn (miembro del grupo Ill Repute), se inicia con America Is Not The World, un ataque despiadado al sistema estadounidense y al capitalismo salvaje. Con el rockero Irish Blood English Heart, Mozz volvía a atacar al establishment británico, en especial a la familia real y a la clase política al mismo tiempo que lograba reconciliarse con su patria, abordando la compatibilidad de sus ascendencias irlandesas y su sentimiento e identidad inglesa.

I’ve been dreaming of a time when

the English are sick to death

of Labour, and Tories

and spit upon the name Oliver Cromwell

and denounce this royal line that still salute him

and will salute him

Forever…

Irish Blood English Heart

Otros temas dignos de mención del disco son: The World Is Full Of Crashing Bores en donde Mozz lanza un reproche ante la pereza mental y la estupidez intelectual del showbizz, All The Lazy Dykes donde encontramos un guiño del artista a aquellas lesbianas que todavía no se atreven a salir del armario y I´m Not Sorry en donde podemos saborear ese oscuro placer que ofrece el no arrepentirse de nada. Además, si por ello no fuese suficiente nos encontramos con Let Me Kiss You, una excelente balada compuesta por su fiel amiga Nancy Sinatra, típica canción de amor con un excelente tratamiento en el apartado instrumental con la sublime guitarra de Alain Whyte acompañando a la voz del Morrissey más desnudo. En I Have Forgiven Jesus Morrissey desafía al propio Jesucristo con una letra arriesgada, un ataque feroz al cristianismo del que declara sentirse emancipado.

Por último destacamos dos temas igual no tan conocidos pero que en mi modesta opinión no tienen nada que envidiar a los que acabamos de mencionar antes: You Know I Couldn’t Last, balada que se inicia con las guitarras de Boorer y Whyte como protagonistas al más puro estilo glam-rock en claro homenaje al productor y amigo fallecido hace casi una década, Mick Ronson, y que describe de una manera crítica el funcionamiento actual de la industria musical, y Munich Air Disaster 1958, homenaje a las víctimas del accidente aéreo de Munich que sufrió la plantilla del equipo de fútbol de sus amores, el Manchester United, y cuyo superviviente más célebre fue nada más y nada menos que Sir Bobby Charlton.

Una de las (recientes) obsesiones de Morrissey son las ciudades. Si bien en You Are The Quarry, se pueden encontrar referencias a la ciudad de Los Ángeles (por ejemplo, en la intro de First Of The Gang To Die), para el próximo trabajo Morrissey se mudaría a Roma: Ringleader of the Tormentors (2006). Contaría con la colaboración de gente de la talla de Ennio Morricone y Tony Visconti en un trabajo que quizá no llegue a deslumbrarnos de la misma manera que lo había hecho dos años antes pero que resultó ser un álbum muy digno a añadir a su discografía.

Facebook Oficial Morrissey 2

El disco contiene temas como la energética canción de toques arábigos de I Will See You In Far Off Places, en la que Morrissey aprovecha para atizar con sumo gusto a la administración Bush, un single resultón como You Have Killed Me en el que rememora al gran director de cine italiano, Pier Paolo Pasolini y The Youngest Was The Most Loved, en la que Morrissey amaga con volver a coquetear con la figura del gangster. El inmortal Get It On de T. Rex (con quien colaboró el productor de este disco, Tony Visconti) sirvió de fuente de inspiración para la intro de In The Future When All’s Well, un tema con claro protagonismo de las guitarras en donde parece mostrarse un falso optimismo llegando a caer en el cinismo más absoluto. Personalmente considero que las dos mejores canciones de este trabajo no son ni mucho menos las más reconocidas por el gran público: Life Is A Pigsty y I’ll Never Be Anybody’s Hero Now. En la primera, de una duración superior a los 7 minutos, nos encontramos con un Morrissey asqueado con el mundo que le rodea en el que describe un pasaje absolutamente desolador llegando incluso a clamar que la vida es una pocilga. Y en la segunda canción, aparece en escena la melancolía y una visión pesimista del futuro más inmediato.

Tras un receso de un par de años, Morrissey se mudaría a Paris para preparar un nuevo álbum que posteriormente vería la luz con el nombre de Years Of Refusal (2009). Trabajo muy flojo compuesto en buena medida a partir de descartes de otros discos del que sólo salvamos tres temas: la irónica All You Need Is Me en la que parece mofarse de The Beatles, el single I’m Throwing My Arms Around Paris, canción pop al uso que nos recuerda al repertorio más jangle pop de The Smiths (Girlfriend In A Coma) y That’s How People Grow Up, en donde vuelve a poner encima de la mesa su nula fortuna en el amor bien aderezado con la ya tradicional mezcla entre guitarras en distorsión.

Para finalizar nuestro particular repaso a la carrera en solitario de Morrissey, World Peace Is None Of Your Business (2014) ha sido el último álbum de estudio publicado hasta la fecha. Un disco que alterna joyas de la talla de Staircase At University, The Bullfighter Dies, I´m Not A Man, Kiss Me A Lot o World Peace Is None Of Your Business con temas sosos y carentes de gancho como Neal Casady Drops Dead, Smiler With Knife, Kick The Pride Down The Aisle o One Of Our Own que acaban restando más que sumando al que considero su mejor trabajo desde You Are The Quarry (2004). En este apartado se ha notado la ausencia del gran Alain Whyte en labores compositivas en los dos últimos trabajos de Morrissey. Su sustituto desde 2006 ha sido el guitarrista Jesse Tobias (Red Hot Chili Peppers, Alanis Morissette) que está a años luz respecto a Boorer y al propio Whyte.

Actualmente Morrissey está inmerso en la segunda parte de la gira promocional de su último disco. Recordemos que desde hace un año el ex vocalista de The Smiths está luchando contra el cáncer, una enfermedad que el propio artista confesó en una entrevista y que sin embargo no le ha hecho mermar sus enormes facultades interpretativas encima de un escenario. Los que disfrutamos de su concierto en el O2 Arena de Londres el año pasado podemos dar buena fe de ello.

Algún día alguien debería estudiar como un chico depresivo de la working class se convirtió en el mayor icono musical y cultural de Inglaterra a lo largo de 30 años. Según una encuesta recientemente publicada en la prensa británica, es el personaje vivo que para los ingleses mejor representa la esencia de lo British, por delante de Macca, de Bowie y de la propia Reina Madre.

God Save Morrissey

Facebook Oficial Morrissey 1

 

LAS 25 CANCIONES IMPRESCINDIBLES DE MORRISSEY

  1. Everyday Is Like Sunday – Viva Hate (1988)
  2. Suedehead – Viva Hate (1988)
  3. Hairdresser On Fire – Viva Hate (1988)
  4. Sister I´m A Poet – B-Side del single Everyday Is Like Sunday (1988)
  5. The Last Of The Famous International Playboys – Single (1989)
  6. Ouija Board Ouija Board – Single (1989)
  7. November Spawned A Monster – Single (1990)
  8. You´re Gonna Need Someone On Your Side – Your Arsenal (1992)
  9. Tomorrow – Your Arsenal (1992)
  10. Now My Heart Is Full – Vauxhall and I (1994)
  11. The More You Ignore Me, the Closer I Get – Vauxhall and I (1994)
  12. Why Don´t You Find Out For Yourself – Vauxhall and I (1994)
  13. Speedway – Vauxhall and I (1994)
  14. Sunny – Single (1995)
  15. Trouble Loves Me – Maladjusted (1997)
  16. Irish Blood English Heart – You Are The Quarry (2004)
  17. First Of The Gang To Die – You Are The Quarry (2004)
  18. I´m Not Sorry – You Are The Quarry (2004)
  19. Life Is A Pigsty – Ringleader Of The Tormentors (2006)
  20. I´ll Never Be Anybody´s Hero Now – Ringleader Of The Tormentors (2006)
  21. Ganglord – B-Side del single The Youngest Was the Most Loved (2006)
  22. All You Need Is Me – Years Of Refusal (2009)
  23. Action Is My Middle Name – No publicado. Interpretado en directo en la gira de 2011
  24. Staircase At The University – World Peace Is None Of Your Bussiness (2014)
  25. Bullfighter Dies – World Peace Is None Of Your Bussiness (2014)

 

MEAT IS MURDER

tumblr_luf1wz7hqA1qe2n1po1_500

Morrissey es sin duda uno de los vegetarianos más ilustres dentro del mundo de la música, además de activista de PETA, una asociación de defensa de los derechos de los animales a la cual rinde un apoyo incondicional en todas sus luchas. Desde que cantara allá por 1985 Meat Is Murder (La carne es un crimen) ya conocíamos esta faceta de su personalidad y nunca ha dado un paso atrás, más bien todo lo contrario hasta tal punto que ha llegado a cancelar un concierto en Reikiavik (Islandia) ante la negativa del Harpa Concert Hall de prohibir la venta de carne dentro del recinto durante su actuación. Celebrities como Madonna también han sido foco de la ira del cantante a la que llegó a bautizar como McDonna en clara alusión al uso de pieles naturales que la artista hace a la hora de elegir sus abrigos.

 

Brais Iglesias Castro (@Bricepinkfloyd)

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies