The Smiths – “Inglaterra es mía y me debe una vida”

the smiths 1

Con la Dama de Hierro gobernando Reino Unido con mano dura y el synth pop y post-punk dominando la escena musical británica surgiría una nueva banda en la ciudad de Manchester que supondría el comienzo de una nueva era y un giro importante en lo que hasta el momento copaba las listas de éxitos de ventas. Si hablamos de los ochenta, seguro que a muchos de vosotros os viene a la cabeza The Smiths como uno de los grupos musicales imprescindibles de aquellos años.

The Smiths, formado en 1982 por el vocalista Stephen Patrick Morrissey y el guitarrista Johny Marr como tándem principal y acompañados por el batería Mike Joyce y el bajista Andy Rourke, se convertirían en los principales referentes y precursores de lo que hoy en día conocemos como Indie-Rock. En un género musical tan extenso como éste muchos emplean diversas etiquetas para definir la música de The Smiths; desde “Jangle Pop” hasta la más simple y sencilla de POP (con mayúsculas). No sé bien si ese estilo de música es el de Smiths. Pero sí sé que nunca me canso de ponerlos.

El éxito de The Smiths se basaría fundamentalmente en las letras profundas y controvertidas con cierta dosis de ironía de Morrissey y la música y melodías de Marr. El nombre de la banda tiene doble historia. Inicialmente se creía que provenía de la denuncia que hizo David Smith contra los Moors Murders. Sin embargo, Morrissey señalaría en 1984 que nada de eso. Que el nombre era así porque “Smith” era un apellido muy común y corriente, que la gente lo recordaría mejor.

Aunque la banda conservó desde 1982 hasta 1987 a los 4 miembros fundadores, Rourke fue expulsado temporalmente en 1986 por su adicción a la heroína. Su despido fue muy curioso, ya que se lo comunicaron con un post-it en el parabrisas de su coche que ponía: “Andy, has dejado los Smiths. Adiós y buena suerte, Morrissey”. Sin embargo, dos semanas después se reincorporaría a la banda.

El sello independiente Rough Trade Records les daría la primera oportunidad, la de grabar un disco. El grupo publicó cuatro álbumes de estudio y varios recopilatorios en menos de cinco años, así como numerosos sencillos.

morrissey johnny marrLas publicaciones musicales británicas comenzaron a interesarse por la banda y en especial por la peculiar figura de Morrissey, quien con sus declaraciones solamente acrecentaba su extravagante personalidad mostrando su ambigüedad sexual y su disconformidad con el régimen político de Margaret Thatcher.

Morrissey, solitario y melancólico;  vegetariano y apóstol del celibato sexual, de vocalidad “crooner” y casi teatral, era capaz de expresar sus emociones en composiciones que alternaban los problemas sentimentales y la crítica social con sutiles cargas sarcásticas. Era también un gran mitómano, cinéfilo empedernido y amante del rock’n’roll mas clásico y el pop 60′s; desde una heterogeneidad melómana que le llevó a ser el presidente del club de fans de los New York Dolls, llegando a escribir su biografía, al igual que también hizo con la figura del actor James Dean. Devorador de libros, entre sus influencias literarias se encuentran escritores como Oscar Wilde, John Keats, Goethe o Dorothy Parker.

The Smiths publicaron 4 discos de estudio, pero si hay algo característico de la banda, es que la mayoría de sus temas más exitosos los publicaban como singles, y no los incluían dentro de los discos. Esto se debía a la predilección de Morrissey por lanzar singles, y cuando creaba una gran canción, le gustaba lanzarla individualmente.

Hand in Glove. Así se llama el primer single de la banda. El célebre DJ John Peel se encargaría de radiarlo. Pero no conseguiría el éxito esperado. La cosa mejora con This Charming Man. Como les ocurre a muchos conjuntos musicales no fueron profetas en su tierra. Pese a que tuvieron éxito, ninguno de sus sencillos consiguió mover a las masas.

Con el disco de título homónimo al del grupo publicado en 1984, la banda ocupa el puesto número 2 de las listas de éxitos en UK. El trabajo contiene numerosas referencias a la cultura pop. Además presenta un matiz que se repetirá en trabajos futuros. Se trata de la portada. Las fotos de películas conocidas se repetirán. En este caso, es una de Joe Dallesandro en la película de Paul Morrissey, Flesh. La inventiva de Marr para crear melodías y las letras de Mozz acerca de temas controvertidos como el asesinato, la homosexualidad y abuso de menores con una ironía e ingenio fuera de lo común convertirían al propio cantante en una de las figuras jóvenes más talentosas de la década.

El segundo disco de la banda sería bastante más estridente y con contenido más político que el trabajo anterior. El título mismo, “Meat Is Murder”, hace referencia al apoyo de Morrissey por el vegetarianismo. De este álbum merece la pena escuchar: The Headmaster Ritual, How Soon is Now?, Meat Is Murder y Barbarism Begins at Home.

Morrissey joven

“The Queen Is Dead”, publicado en 1986, con la estrella del cine francés Alain Delon en la portada, es el tercer trabajo de estudio de The Smiths y es considerado el mejor de su carrera. Cuenta con varias canciones emblemáticas del grupo y del rock británico como Bigmouth Strikes AgainThere Is a Light That Never Goes OutI Know It’s Over y The Boy with the Thorn in His Side.

Luego de su obra cumbre,  la batalla de egos entre Morrissey y Johnny Marr, los dos cerebros musicales del grupo, sería insostenible y para cuando se editó su cuarto y último disco “Strangeways, Here We Come” en 1987 el grupo ya se había disuelto pocos días antes.

Antes de la publicación de “Strangeways, Here We Come”, saldría a la venta en febrero y marzo del mismo año un par de discos recopilatorios, “The World Won’t Listen” y  “Louder Than Bombs”, en el que se incluían singles clásicos de la banda publicados en años anteriores como Panic (“…cuelguen al DJ; porque la música que pincha no tiene nada que ver con mi vida…”), Ask,  Please Please Please Let Me Get What I Want (“…por una vez, por favor, déjame conseguir lo que quiero….”), Shakespeare’s Sister, Still Ill o Heaven Knows I’m Miserable Now.

El single Panic, diatriba contra la música discotequera y los ritmos electrónicos en la que Mozz clamaba que colgaran al DJ ya que su música no le decía nada sobre su vida, fue tergiversada por varios medios, que acusaron al grupo, sin ningún fundamento, de atacar a la música negra.

“Strangeways, Here We Come” es un álbum que reúne casi todos los estilos que el cuarteto británico exploró durante su carrera (psicodelia, glam rock, rockabilly, pop, etc) y que Morrissey posteriormente continuaría en su carrera solista. Girlfriend in a Coma, Stop Me if You Think You’ve Heard This One Before y  A Rush and A Push And The Land Is Ours son temas que dejan bien parado a The Smiths en su último trabajo pero que denotaban un claro agotamiento agotamiento de la banda. El disco mostraba en su portada una fotografía de Richard Davalos, el hermano de ficción de James Dean en la película de Elia Kazan “Al este del edén”. No es ni mucho menos el mejor disco de The Smiths, pero esto no resta la importancia natural que tiene por ser su epílogo.

No pretendo minusvalorar la importancia del “Strangeways, Here We Come”. The Smiths fueron una banda tan importante que los cuatro álbums de estudio deben estar en cualquier discografía básica, pero siempre tuve la impresión que este disco estaba un escalón por debajo del resto, denotaba un agotamiento, no tanto de la fórmula, pero sí de la convivencia de los miembros del grupo. Todos sus discos están en sobresaliente, y éste se queda un escalón por debajo, lo suficientemente brillante musicalmente hablando pero también lo suficientemente desconcertante para dejar patente que era el final de unos años irrepetibles. Por mucho que tanto Mozz como Marr lo metan entre sus favoritos.

The Smiths es un grupo que recomiendo escuchar fervientemente ya que tanto su música como sus letras atrapan a cualquiera. Hay que decir que el éxito de este grupo proviene en gran parte de su enigmático líder, Morrissey. Para bien, son especiales. Aunque juraría que de su fuente bebieron muchos artistas y bandas años más tarde. El movimiento BritPop de los noventa

Los últimos intentos de reunir a la banda han sido inútiles. Una pena, por cierto.

the smiths 2

Brais Iglesias Castro @Bricepinkfloyd

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies